Analistas ven peligros en déficit México

La inclusión de los Pidiregas en la deuda pública debe hacerse con candados y de forma temporal de lo contrario la estabilidad macroeconómica del país se vería en peligro, coincidieron expert
Las compañías incapaces de renovar su deuda a corto plazo po
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El déficit de 1.8% en que podría incurrir el gobierno en 2009 al incluir en el balance público la deuda de los Pidiregas de PEMEX debe tener candados y ser temporal, para no dar al traste con la estabilidad macroeconómica del país, además el gobierno debe detallar aún  el mayor gasto de recursos. 

“En el programa que presentó el miércoles no se dan detalles, la secretaría de Hacienda tiene que dar el detalle al congreso de cómo aplicará el mayor gasto que hará”, dice Alfredo Coutiño, economista senior para América Latina de Moodys Economy.

 “Incluir la inversión de PEMEX en el Presupuesto y excluir la misma del balance presupuestario llevará a un déficit de 1.8% del PIB”, dice el texto del programa para impulsar el crecimiento que presentó el gobierno federal

Para liberar del presupuesto los recursos, el gobierno propone modificar la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LPRH) .

“En la propuesta de modificación tiene que haber un candado, que deje claro que esto no abre una ventana para incrementos futuros en el déficit”, dice Alejandro Villagómez, catedrádtico del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

La ley ha sido vista como un logro de la economía mexicana por mantener el equilibrio fiscal. En su contenido establece que en la elaboración de su presupuesto el gobierno debe considerar un balance fiscal de cero o hasta de 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB), si es justificado.  No obstante, la definición ampliada del déficit público, más allá del presupuesto, el gobierno incurre en un déficit de 1.1% anual, en promedio.

“Siempre se incurre en déficit en los requerimientos financieros totales, considerando el pago de Pidiregas, pago del rescate bancario, carretero, pero la ley obliga a que en la elaboración del presupuesto no se incurra en déficit”, dice Alfredo Coutiño, economista de Moody´s.

El déficit aumentaría 7 décimas de punto para hacer un total de 1.8% del PIB, que según los analistas es justificado y no es riesgoso.  “No es una suma grande. Lo importante es descongelar los recursos de Pidiregas”, dijo Luis Flores, economista de Grupo IXE.

Sin embargo, agregó,  la reforma a la LPRH debe contemplar que el déficit sea por un corto plazo, con el compromiso de regresar al equilibrio fiscal antes de cuatro años.

“El peligro latente es que una vez que haya déficit se derive en un incremento mayor y a regresar a problemas del pasado”, advierte Flores.

Pero Coutiño tiene una interpretación de la ley distinta. En su opinión la ley contempla incurrir en un mayor déficit (aunque hasta por .05 del PIB) si la situación lo amerita, así como regresar al equilibrio. “No se creará una inercia, la ley lo permite en casos de emergencia y establece que es de manera temporal”, señala Coutiño.

 

 

Ahora ve
No te pierdas