Los mercados celebran rescate europeo

Las Bolsas mundiales reportaban ganancias luego de que Europa lanzara un proyecto de rescate; el índice mundial MSCE subía 5% y las acciones latinoamericanas y europeas registraban alzas.
LONDRES/NUEVA YORK/ BUENOS AIRES (CNN) -

Las Bolsas celebraban el lunes que los gobiernos del mundo se movilizaran para reforzar a los bancos con paquetes de rescate de miles de millones de dólares, mientras que Gran Bretaña llamó a un nuevo acuerdo de Bretton Woods para recuperar al sistema financiero.

Los principales índices de Wall Street subían más de un 6%, recuperando parte de lo perdido la semana pasada, cuando el Dow Jones se hundió un 18%.

El índice mundial MSCI ascendía un 5% después de caer un 20% la semana pasada, a un mínimo de cinco años.

Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y otros gobiernos europeos anunciaron paquetes de rescate de miles de millones de dólares, diseñados para frenar la peor crisis financiera mundial en casi 80 años, en medio de una desaceleración del crecimiento económico global y la amenaza de una potencial recesión.

Las movidas calmaron a los mercados y a Paul Krugman, el economista de la Universidad de Princeton que acaba de recibir el Premio Nobel de Economía.

"Hoy (lunes) estoy un poco menos aterrado que el viernes", dijo Krugman. "Vamos a tener una recesión y quizás prolongada, aunque no un colapso", agregó.

El primer ministro británico, Gordon Brown, convocó a los líderes del mundo a crear una nueva "arquitectura financiera" para reflejar el alcance global de la economía y la banca, de manera similar a la que estableció el actual sistema económico mundial en Bretton Woods, en el estado de New Hampshire, en 1944.

"Sólo mediante una acción global podemos recuperar completamente la confianza necesaria y reconstruir el orden financiero internacional", dijo Brown, un líder que pese a no exhibir un mandato muy popular, ha conseguido mejorar su reputación internacional en la crisis.

Gran Bretaña dijo que invertirá hasta 37,000 millones de libras esterlinas (63,950 millones de dólares) de los contribuyentes para rescatar a tres grandes bancos británicos, lo que probablemente convierta al Estado en su mayor accionista.

El gabinete de Alemania aprobó un plan de hasta 500,000 millones de euros (680,000 millones de dólares) y Francia anunció que las garantías de su Gobierno totalizan unos 360,000 millones de euros.

Además, los bancos centrales de Europa informaron el lunes que prestarán tanta liquidez en dólares como requieran los bancos comerciales, en una medida adicional conjunta para apaciguar las tensiones de los mercados monetarios.

Alivio en EU

Estados Unidos comenzó el lunes a presentar los esperados detalles de su ley de rescate de 700,000 millones de dólares, que ha evolucionado desde un objetivo primario de comprar activos tóxicos hasta la compra de participaciones de control en bancos para volver a activarles los préstamos.

Wall Street se centraba en el banco de inversión Morgan Stanley, que se estabilizaba tras llegar a un acuerdo con el japonés Mitsubishi UFJ Financial Group Inc (MUFG), posiblemente con apoyo del Gobierno de Estados Unidos.

Los papeles de Morgan se hundieron un 58% en la última semana, porque los inversionistas dudaban que se concretaría el acuerdo. El lunes, escalaban un 47%.

Japón dijo el lunes que considerará garantizar todos los depósitos bancarios, mientras que el banco central dijo que podría unirse a los esfuerzos globales para elevar el financiamiento en dólares de los restringidos mercados monetarios.

En un anuncio conjunto, la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional Suizo dijeron que responderán a todas las ofertas de bancos comerciales a una tasa de interés fijada. En respuesta, los mercados monetarios se calmaban.

Australia y Nueva Zelandia garantizaron todos los depósitos bancarios, e Indonesia elevó sus garantías a 2,000 millones de rupias (203,000 dólares), mientras que India prometió más liquidez para ayudar a los mercados financieros.

Las medidas llegaron tras una ronda de conversaciones de emergencia en Estados Unidos y Europa en las que los gobiernos se comprometieron a dar apoyo al sistema financiero, que se ha movido al filo del colapso debido a las profundas pérdidas en el mercado crediticio y a la falta de confianza en los préstamos que han congelado al flujo de capitales.

La necesidad de paquetes de salvamento se ha vuelto particularmente clara producto del panorama de desaceleración económica, con varios países al borde de una recesión.

"Podemos argumentar que estamos cerca del punto final en términos de la oleada de ventas extremadamente violenta en los mercados y la ampliación de los diferenciales", comentó Sean Maloney, estratega de bonos de Nomura.

Los mercados monetarios -en el corazón de la crisis- se aliviaban, pero seguían tensos. La tasa de préstamos interbancarios Libor a tres meses cayó a 4.75250%, desde un 4.81875% del viernes.

Los bancos depositaron un récord de 155,000 millones de euros en el Banco Central Europeo, en vez de prestarse unos a otros.

Las autoridades han intentado evitar que se repita la decisión que permitió que Lehman Brothers colapse.

La Reserva Federal aprobó el domingo la venta de Wachovia Corp a Wells Fargo & Co.

América Latina, con alzas

Los mercados latinoamericanos subían con fuerza el lunes, recuperando parte de las severas pérdidas de la semana pasada, luego de acuerdos de autoridades económicas del mundo para rescatar al sistema financiero y garantizar los depósitos bancarios.

En la región, el peso mexicano ganaba un 6.02%, con la moneda en 12.375 por dólar.

El índice IPC de la Bolsa mexicana, a su vez, subía más de un 4.5%, siguiendo la corriente compradora de los mercados mundiales.

La moneda brasileña avanzaba un 6% frente al dólar, luego de que el Banco Central aliviara más los requerimientos de reservas de los bancos, liberando hasta 100,000 millones de reales (45,000 millones de dólares) en créditos para aumentar la liquidez.

El real subía a 2.178 unidades por dólar, desde 2.326 el viernes, tras su depreciación de un 12% la semana pasada, cuando alcanzó su nivel más bajo en dos años.

En tanto, el índice Bovespa de la Bolsa de Valores de Sao Paulo subía más del 9% a 38,813.40 puntos, impulsado por las acciones bancarias tras la decisión del instituto emisor brasileño.

Las acciones líderes chilenas rebotaban siguiendo la tendencia del mundo y la región. El índice referencial IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago escalaba un 10.64 por ciento, a 2,324.71 puntos.

Chile anunció el lunes medidas adicionales para dotar de mayor liquidez al sistema, como una mejora en el acceso al financiamiento de firmas exportadoras.

El peso chileno, por su parte, se apreciaba más de un 3% frente al dólar.

El tipo de cambio spot anotaba valores de 619 por dólar, con un alza de más de un 3% ante el cierre del viernes, cuando la moneda chilena se desplomó un 4,1% a sus mínimos de cuatro años frente al dólar.

Ahora ve
No te pierdas