GB pide más acciones contra la crisis

El primer ministro británico pedirá a Europa más medidas para ayudar al sistema bancario; Gran Bretaña inyectó dinero de los contribuyentes a los bancos para restaurar la confianza.

El primer ministro británico, Gordon Brown, instará el miércoles a que Europa continúe sus medidas para revivir al sistema bancario, esta vez con cambios en la arquitectura del sistema financiero, para evitar que vuelva a producirse un racionamiento del crédito.

Muchos países siguen el ejemplo de Gran Bretaña en inyectar a los bancos dinero de los contribuyentes para restaurar la confianza, junto con grandes colocaciones de liquidez en los mercados, y avalando el préstamo interbancario.

Pero Brown, deseoso de fortalecer su reputación en su país y en el extranjero como funcionario de primera línea en la crisis financiera, dijo el martes a los periodistas que la comunidad internacional debe ir más allá.

"Lo que está en juego es mucho más alto que nunca. Los próximos días serán cruciales para la comunidad financiera internacional", dijo Brown.

"No solo necesitamos emprender lo que yo denomino las medidas de la fase 1, que son las que están adoptando ahora los países, (...) sino que necesitamos también considerar las medidas de la fase 2, que es asegurar al público que los problemas que nos condujeron a esto no pueden volver a suceder", dijo.

Brown asistirá a la reunión de líderes de la Unión Europea el miércoles, donde las condiciones de los mercados financieros seguramente dominen la agenda.

Tras el anuncio de Gran Bretaña la semana pasada, de que el Gobierno estaba preparado a invertir 50,000 millones de libras (87,950 millones de dólares) en los bancos para fomentar la confianza y buscar que el préstamo fluya nuevamente, Estados Unidos, Alemania y Francia han seguido el ejemplo, con las pequeñas economías también adoptando medidas similares.

Las medidas lograron cierta estabilidad en los mercados bursátiles, que cayeron fuertemente la semana pasada al crecer los temores sobre la capacidad de los bancos de continuar en el negocio.

Aunque la actual agitación en los mercados ha disminuido, muchas economías se enfrentan ahora a un duro período económico de estancamiento o contracción y los líderes mundiales se encuentran bajo presión para actuar a fin de limpiar el sistema financiero y prevenir una crisis similar.

Brown dijo que exigiría una mayor transparencia en los mercados, pagos responsables de incentivos, protección contra las burbujas especulativas y reformas de las instituciones, tales como el Fondo Monetario Internacional, para asegurarse que son apropiadas para su propósito.

También quiere que para Navidad funcione un "colegio de supervisores" para los 30 principales bancos, como también ejecutivos bien calificados, que no abandonen el negocio cuando los tiempos se hacen difíciles.

"Necesitamos demostrar que hemos abordado los problemas que causaron las dificultades en primer lugar", dijo.

Brown dijo que había hablado el martes con el primer ministro Chino Wen Jiabao y que "había encontrado muchos puntos en común".

"Tengo esperanzas de que China, como muchas economías que no son parte del G8, se involucre en tomar decisiones para reformar el sistema financiero internacional", dijo.

Ahora ve
No te pierdas