Japón lanza su plan anticrisis

El gobierno nipón analiza la inyección de recursos a los bancos para mejorar el financiamiento; dijo que el sistema financiero es estable, pero que se mantienen en alerta ante posible problem

Japón anunció este martes un paquete de medidas para estabilizar los mercados financieros del país y dijo que estaba en "alerta elevada", pese al alza récord en las acciones en línea con la Bolsas globales tras una serie de iniciativas internacionales.

Tras un encuentro extraordinario el martes, el Banco de Japón lanzó una serie de medidas para mejorar las operaciones en los mercados de dinero frente a la crisis financiera global.

El Banco de Japón dijo que aumentaría el rango de las obligaciones negociables que podrían participar en sus operaciones de mercado hasta fines de abril del 2009, mientras que mantuvo su tasa de interés clave en el 0.5%.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió más de 14% el martes, en la mayor ganancia diaria en sus 58 años de historia, aunque no se recupera del todo de la pérdida de 24% sufrida la semana pasada.

Entre las medidas que anunció el gobierno antes de la apertura de la Bolsa se encuentran una posible inyección de fondos públicos a los bancos regionales que apuntaría a mejorar el financiamiento para las firmas pequeñas afectadas por el racionamiento global del crédito.

El ministro de Finanzas, Shoichi Nakagawa, dijo en un comunicado que el sistema financiero de Japón era relativamente estable.

Pero señaló: "Seguiré monitoreando, en alerta elevada, el impacto de la reciente caída en los mercados de acciones sobre el sector financiero y la economía real de Japón".

En una señal de que la crisis global está haciéndose sentir, el gobierno dijo el martes que la confianza del consumidor de Japón cayó a un mínimo histórico en septiembre.

Con la esperanza de mostrar que el partido oficialista está atento a la marcha de la economía, un importante dirigente de esa fuerza dijo que la coalición quería promulgar un segundo presupuesto extra para fines del año fiscal que termina en marzo próximo.

Esta semana, el parlamento podría aprobar un presupuesto suplementario para financiar un paquete económico de 1.8 billones de yenes (17,540 millones de dólares), diseñado antes del estallido de la crisis financiera.

Ahora ve
No te pierdas