Argentina frena compras a Brasil y China

El gobierno suspendió las importaciones de productos de ambos países para proteger su industri textiles, electrodomésticos y productos metalúrgicos serán los sectores que se beneficiarán.
BUENOS AIRES (Notimex) -

El gobierno de Argentina frenó a partir de este jueves la importación de productos provenientes de Brasil y China para proteger la industria nacional y los empleos en medio de la crisis financiera internacional. 

La directora general de Aduanas, Silvina Tirabassi, explicó que los productos que dejarán de importarse son textiles, electrodomésticos de línea blanca y productos metalúrgicos vinculados a la industria de las motos. 

"Lo que hicimos fue agregar unos 50 valores criterio para el ingreso de productos textiles de Brasil y China que antes no estaban arancelados", dijo la funcionaria. 

Tirabassi precisó que la Aduana realizará operativos para verificar la procedencia de los productos y evitar así que se falsifique el país de origen en el reporte que entregan los importadores. 

La víspera, la Unión Industrial Argentina y la Confederación General del Trabajo habían solicitado al gobierno de la presidenta Cristina Fernández que tomara medidas urgentes para proteger los productos nacionales y los empleos que generan. 

La restricción de importaciones fue la respuesta que ofreció el gobierno ante el temor de que la baja de consumo que ha generado la crisis financiera eleve los niveles de desempleo en el país sudamericano, que por ahora registra un 8.0%. 

El sector más afectado ha sido el automotriz y el Sindicato de Trabajadores Mecánicos advirtió que las empresas que operan en el país sudamericano ya les adelantaron que habrá 1,850 despidos durante los próximos dos meses. 

La crisis comenzó a resentirse en agosto pasado, cuando la venta de automóviles nuevos cayó en 1.5% con respecto a julio, pero a partir de septiembre hubo un descenso aún mayor. 

El escenario es pesimista porque Argentina exporta el 60% de su producción automotriz a Brasil, cuya Bolsa de valores fue una de las más afectadas por las turbulencias internacionales y de inmediato se contrajo el mercado. 

Además, en el sector de la construcción ya se registraron 60,000 despidos durante los últimos dos meses, pero se espera un incremento del desempleo ante la paralización del gasto público provocado por la necesidad de ahorrar por parte del gobierno.

Ahora ve
No te pierdas