Alemania aprueba ley de rescate

El presidente alemán firmó el paquete de medidas para el salvamento al sector financiero y banc el plan por hasta 645,000 mdd fue previamente aprobado por el parlamento y el gabinete de Merke
La economía alemana ya está sufriendo la recesión (Dreamstim  (Foto: )
BERLÍN (Agencias) -

El presidente de Alemania, Horst Köhler, firmó el viernes la ley que contiene el paquete de salvamento para el sistema financiero y bancario alemán, con ello culminó el procedimiento legislativo más rápido en la historia de este país.

La aprobación de la ley por los órganos legislativos alemanes, el Bundestag (Parlamento) y el Bundesrat (Consejo de Representación de los Estados) posibilitará que el paquete empiece a ser vigente a partir del próximo lunes, antes de que abran los mercados bursátiles.

El paquete será de hasta 480,000 millones de euros (645,000 millones de dólares) y tiene como meta contribuir al rescate de la confianza entre los bancos para reiniciar el otorgamiento de créditos, operaciones que quedaron paralizadas a causa de crisis financiera.

Para ello se creará un fondo especial que lleva el nombre de "Fondo para la Estabilización de los Mercados Financieros".

El gobierno alemán diseñó el paquete el fin de semana pasado, luego que se desplomara la bolsa de valores alemana, al igual que los mercados bursátiles del mundo.

El plan estableció que el Bundestag y el Bundesrat tendrán derecho de participar en la vigilancia y aplicación del paquete, que será manejado por un comité directivo, que a su vez quedará subordinado al Ministerio de Finanzas.

El plan alemán, transferido al parlamento tras ser aprobado el lunes por el gabinete de Merkel, forma parte de una gestión coordinada en toda Europa ante el nerviosismo reinante en los mercados.

A principios de semana, Merkel advirtió que "el peligro que acecha a la estabilidad de los mercados no ha desaparecido".

"Debemos, con la aprobación de esta ley, crear lo antes posible las bases para calmar la situación de los mercados", advirtió Merkel.

El plan alemán contempla garantizar los préstamos bancarios por un total de 400.000 millones de euros (540.000 millones de dólares).

Además, quedarán disponibles otros 80,000 millones de euros (108 millones de dólares) para recapitalizar a los bancos y, de ser necesario, adquirir créditos morosos; más 20,000 millones de euros (27,000 millones de dólares) para respaldar esas garantías.

Las cifras son consideradas cantidades máximas y quizá no sean necesarias hasta tal punto de aflojar la crisis financiera.

Merkel insistió que "no habrá pagos sin reciprocidad". Los bancos que soliciten esos fondos tendrán que cumplir las condiciones gubernamentales, que incluyen límites a los salarios de la gerencia y directrices en el otorgamiento de préstamos.

El gabinete de Merkel organizó ya una reunión especial para analizar el lunes la adopción de la nueva ley.

Ahora ve
No te pierdas