Japón condiciona cumbre financiera

El ministro de finanzas japonés pide que se emita un plan de acción fuerte para detener el prob el país asiático pide que se incluya a países ajenos al G8 como Australia y Nueva Zelanda.
El Banco de Japón inyectó 39,000 mdd al sistema financiero.
TOKIO (CNN) -

Japón está listo para cooperar en el desarrollo de una cumbre mundial sobre la crisis financiera bajo la condición de que se emita un plan de acción fuerte para detener el problema, dijo el domingo el ministro de Finanzas Shoichi Nakagawa.

Líderes de Estados Unidos y Europa propusieron el sábado una serie de cumbres mundiales sobre la crisis financiera global. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush será el anfitrión de la primera de ellas después de la elección presidencial de noviembre.

"El primer ministro reconoce que la situación en el mundo es grave. Japón, como presidente del Grupo de los Ocho, necesita tomar el liderazgo", dijo Nakagawa en la televisión japonesa.

"Si se va a hacer una cumbre, debería elaborar un plan de acción fuerte o una decisión que siga a las reuniones del Grupo de los Siete y del Grupo de los 20. Creo que el primer ministro está haciendo los preparativos basándose en esta idea", afirmó.

Nakagawa dijo posteriormente a periodistas que entre los participantes de la cumbre se debería incluir a países ajenos al G8, de las naciones más industrializados, como Australia y Nueva Zelanda, según lo citó la agencia de noticias Kyodo.

La crisis del crédito que ha golpeado al mundo ha hecho caer a los mercados, lo que ha llevado a Estados Unidos y a sus aliados europeos a buscar maneras de reducir el impacto sobre los sistemas financieros.

Bush, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijeron después de un encuentro en el retiro presidencial de Camp David que coincidieron en "aproximarse" a otros líderes mundiales la semana próxima con la idea de realizar una serie de cumbres.

El presidente de Estados Unidos dijo que discutió planes para la cumbre con el primer ministro de Japón, Taro Aso, y que en ella deberían estar representados tanto los países desarrollados como aquellos en desarrollo.

Japón ha dicho reiteradamente que cualquier cumbre sobre la crisis debería realizarse bajo la condición de que produzca medidas concretas que se puedan acordar para enfrentar la situación.

En el G8 participan el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos y Rusia.

Nakagawa también dijo que Japón no debería descartar la emisión de bonos que cubran déficit para financiar una serie de medidas del Gobierno para reducir el daño de la crisis económica.

Ahora ve
No te pierdas