Analistas ven baja en tasas de interés

Banxico da señales de que las tasas de interés de corto plazo pueden bajar 50 puntos base; sin embargo, persisten los temores sobre un alza en los precios al consumidor.
Analistas esperan que baje el costo del dinero para alentar
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las probabilidades de que Banco de México baje su tasa de interés en el corto plazo aumentaron tras la advertencia de un entorno de recesión en Estados Unidos y una esperada disminución en las presiones sobre el peso, estimaron analistas.

“El espacio de relajamiento ya está abierto, y esperamos que en la próxima reunión (28 de noviembre) inicien un ciclo con una disminución que podría ser de 50 puntos base”, dijo Ociel Hernández, analista del BBVA Bancomer.

El viernes pasado Banco de México informó que mantenía su tasa de interés en 8.25% “pese al deterioro reciente de las perspectivas económicas” y debido a “la fuerte volatilidad que se está experimentando en los mercados financieros”.

El Banco Central Intervino en el mercado de divisas con 11,200 millones de dólares para reducir las presiones durante las dos semanas anteriores, lo que propició que la moneda mexicana se apreciara 2.67 el viernes pasado en relación a una semana antes, el tipo de cambio cerró en 13.12 pesos por dólar.

Para los analistas el que el banco central reconozca la probable recesión, no solo de Estados Unidos, sino de otros países desarrollados, es un elemento que hace prever que tomará acciones para fortalecer la economía ya que el propio Banxico señala a la vez que “los temores sobre la inflación, en la mayoría de los países ha disminuido ante la fuerte caída de las materias primas”.

El banco central aumentó las tasas en tres ocasiones a 8.25% desde el 7.5% con el objetivo de contener las presiones sobre los precios, principalmente de alimentos.

La esperanza de que la inflación ceda indica que “se avecina un recorte de tasas por parte del Banco de México”, consideró Luis Flores analista de Ixe que espera la baja en tasas a partir del primer trimestre de 2009.

Los bancos centrales utilizan las tasas de interés como un instrumento para frenar el alza de precios; un aumento en las tasas sirve para frenar el consumo, una disminución ayuda ante una posible recesión.

De cualquier forma Guillermo Ortiz mantiene su preocupación por la inflación principalmente para el último trimestre del año que continuará con una trayectoria al alza.

En septiembre el Índice de Precios al Consumidor aumento 5.47%, 10 décimas menos que en agosto y con un menor incremento en los costos de los alimentos, por lo que los precios podrían aumentar a cerca de 6% en los próximos meses.

Los expertos confían en que el mantener la tasa de interés de fondeo propicie una recuperación del peso lo que a su vez ayudaría a reducir las presiones sobre los precios.

La decisión de Banxico se reforzaría si la Reserva Federal estadounidense  (Fed) cumple los pronósticos de los analistas.

“El debilitamiento de la actividad económica y la disminución de la presiones  inflacionarias le dan mayor flexibilidad a la Fed para recortar sus tasas en la reunión del próximo 29 de octubre”, dijo en un reporte Santander.

 

Ahora ve
No te pierdas