El FMI augura recesión en Europa

El organismo dijo que las principales economías del bloque tendrán una caída en los próximos me sugirió a los paises europeos sanear sus bancos y restaurar la confianza en el sector financier
El FMI dijo que los estados europeos deben utilizar política
BRUSELAS (Dow Jones) -

Todas las principales economías europeas entrarán en recesión en los próximos meses, aunque las recientes medidas para aliviar la crisis financiera probablemente eviten unas consecuencias aún más drásticas, indicó el martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe sobre la economía de la región.

Para la zona euro, el Reino Unido, Suecia y Dinamarca, el FMI mantuvo su reciente proyección de crecimiento económico medio del 1.3% para este año y del 0.2% para 2009.

Indicó que las economías emergentes europeas en general tendrán un crecimiento menor al 4.3% proyectado y recomendó a estas naciones que preparen planes de contingencia para afrontar el "duro aterrizaje".

El director en funciones del departamento europeo del FMI, Alessandro Leipold, señaló en una declaración que ante esta crisis del sistema financiero sin precedentes en escala, tamaño y complejidad, no sorprende que la economía europea esté entrando en una fuerte recesión.

Recomendó a los gobiernos europeos que lleven a cabo las medidas para sanear sus bancos y restaurar la confianza en los mercados financieros, destacando que poner fin a la crisis financiera es fundamental para reavivar las perspectivas económicas de Europa.

Leipold agregó que Europa ahora tiene un catalizador para mejorar la coordinación transfronteriza en su sector financiero, algo muy requerido.

El informe del FMI afirma que todavía hay margen para recortar los tipos de interés con el fin de ayudar a la recuperación económica. El Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal (Fed) y otros importantes bancos centrales aplicaron este mes recortes de tipos coordinados para ayudar a restaurar la confianza en los mercados y reavivar sus economías.

El FMI también indicó que los estados europeos deberían utilizar políticas fiscales para amortiguar la ralentización.

Leipold agregó que hay algunas señales positivas para la economía europea, incluidos los menores precios de las materias primas y el retroceso del euro.

Ahora ve
No te pierdas