Japón y Francia ayudan a sus bancos

Ambas naciones ofrecieron recursos a sus entidades para evitar mayores problemas financieros; a la fecha, gobiernos de todo el mundo han comprometido 3.3 bdd para garantizar depósitos banca
LONDRES (CNN) -

Japón y Francia ofrecieron ayuda a sus bancos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se preparaba el martes a intervenir en las zonas con problemas financieros en varios rincones del mundo.

A pesar de signos sugerentes de que inversionistas empezaban a recuperar la confianza, el FMI estaba listo para ayudar a Pakistán, que dijo que necesitaba hasta 15,000 millones de dólares. Ucrania también anunció que estaba cerca de acordar medidas para que se le permita recibir ayuda.

Las acciones de grandes bancos de Francia se beneficiaron luego que el gobierno decidiera prestar 10,500 millones de euros (14,120 millones de dólares) a seis bancos para incrementar sus reservas de capitales.

La semana pasada París destinó 360,000 millones de euros como parte de un esfuerzo internacional para ayudar a que los bancos sobrevivan a la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de hace 80 años.

En Japón, el ministro de Economía, Kaoru Yosano, dijo que los grandes bancos del país podrían obtener fondos públicos si lo necesitaban, dado que el gobierno consideraba reformar una ley que apunta mayormente a bancos regionales para elevar el flujo de fondos hacia pequeñas firmas hambrientas de créditos.

"No veo razón por la que grandes bancos deberían ser discriminados", dijo Yosano en una conferencia de prensa.

Analistas dijeron que los mayores bancos de Japón no necesitarían la ayuda debido a que evitaron en gran medida los productos de crédito riesgosos.

Gobiernos de todo el mundo ya han comprometido unos 3.3 billones de dólares para garantizar depósitos bancarios y préstamos interbancarios y, en algunos casos, han tomado participaciones en los bancos en problemas.

Los esfuerzos progresan. El Banco de Inglaterra adjudicó el martes 26,000 millones de dólares a una subasta de fondos ilimitados a un mes y el banco central de Arabia Saudita derramó entre 2,000 y 3,000 millones de dólares a su sistema bancario, la primera inyección directa de dólares en una década.

El gobierno de los Emiratos Árabes Unidos dijo que había inyectado 25,000 millones de dirhams (6,810 millones de dólares) a los bancos para ayudar a que los prestamistas lidien con la crisis financiera.

Hay signos de que los esfuerzos pagan dividendos.

El costo para pedir préstamos interbancarios en dólares, euros y libras esterlinas descendía para todos los plazos, con tasas overnight en dólares por debajo de la meta del 1.5% de la Reserva Federal.

El banco británico Barclays está por emitir una nota a 3 años para juntar al menos 1,000 millones de libras, lo que constituye un nuevo signo de que los planes de rescate del Gobierno del Reino Unido están descongelando a los mercados de financiación.

Pero la crisis no concluirá hasta que la ayuda de los bancos centrales y gobiernos no sea necesaria y vuelvan a fluir libremente los préstamos interbancarios, congelados durante buena parte del año pasado por la incertidumbre sobre qué grupos enfrentaban la ruina.

Mientras tanto, el mundo pende al filo de una recesión.

El crecimiento económico de la zona del euro se desacelerará a apenas 0.2% en el 2009 y el de Alemania, la mayor economía del bloque, se estancará, pronosticó el martes el FMI.

"Día a día, se acumulan evidencias de que enfrentamos una seria desaceleración económica", sostuvo José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, ante el Parlamento Europeo.

Ahora ve
No te pierdas