La crisis y Palin le 'pegan' a McCain

Los votantes independientes dudan de las capacidades de la gobernadora de Alaska; la crisis financiera domina las preocupaciones de los ciudadanos a dos semanas de la elección.
La gobernadora de Alaska tiene parentesco con la princesa Di

Con la crisis financiera estadounidense dominando las preocupaciones de los votantes a sólo dos semanas del día de la elección, el republicano John McCain recibió nuevas críticas por haber elegido a Sarah Palin como su candidata a vicepresidente.

Analistas conservadores, comediantes de televisión y hasta el general retirado Colin Powell han cuestionado la decisión del senador por Arizona de elegir a la poco conocida gobernadora de Alaska en la boleta para la Casa Blanca.

Palin, madre de cinco hijos cuya ortodoxa posición en el derecho al aborto dio impulso a la base de su partido, sigue convocando a grandes multitudes y atrayendo a votantes conservadores que desconfiaban de McCain.

Sin embargo, algunos analistas señalan que los cruciales votantes independientes de los estados decisivos están teniendo sus dudas desde de que el desempeño de Palin en la escena nacional no lograra transmitir que la candidata está realmente preparada para asumir el trabajo más importante del país.

Powell, ex secretario de Estado republicano bajo el Gobierno del presidente George W. Bush, citó la débil respuesta de McCain a la crisis financiera y la elección de Palin como una de las razones por las cuales cruzó la línea partidaria para apoyar al demócrata Barack Obama.

"Es una mujer muy distinguida y debe ser admirada, pero al mismo tiempo, ahora que tuvimos la oportunidad de verla durante unas siete semanas, no creo que esté lista para ser presidenta de Estados Unidos y ese es el trabajo de un vicepresidente", dijo Powell al programa de NBC "Meet the Press".

"Eso planteó algunas preguntas en mi cabeza con respecto a la decisión tomada por el senador McCain", dijo.

Influyentes analistas republicanos como Peggy Noonan, que estuvo encargada de los discursos de Ronald Reagan, tampoco quedó impresionada.

"Hay pocas señales que indiquen que tiene las herramientas, el equipamiento, el conocimiento o la base filosófica que uno desea y espera de la persona que ocupará el puesto máximo", escribió Noonan sobre Palin en el diario Wall Street Journal la semana pasada.

"No es una líder, es una seguidora".

McCain rechaza vigorosamente la acusación y, en sus actos de campaña, sus partidarios dan un entusiasta apoyo a la gobernadora de Alaska, haciendo a un lado las críticas desde la izquierda y la derecha.

Los seguidores de Palin citan su coraje y su preocupación por su familia como cualidades que van más allá de la experiencia política y dicen que sus críticos están desactualizados con el estadounidense promedio.

Crisis económica
Pero muchos otros no están convencidos y se preguntan si su experiencia como alcalde de una pequeña ciudad y sus dos años como gobernadora de un estado levemente poblado y sin historia internacional la calificaban para manejar la crisis en el caso de convertirse en presidente.

McCain está detrás de Obama en varios sondeos de opinión a nivel nacional y en estados decisivos, ventaja que muchos adjudican a la crisis económica.

"Antes de la crisis financiera, ella lo ayudó. Ahora lo está perjudicando", dijo Julian Zelizer, profesor de historia y asuntos públicos de la Princeton University.

Ahora ve
No te pierdas