El comercio japonés pierde dinamismo

Las exportaciones niponas de debilitaron ante la propagación de la crisis financiera mundial; el gobierno lanzará un plan de ayuda económica la semana entrante para atenuar la desaceleració
TOKIO (CNN) -

Las exportaciones de Japón reflejaron un crecimiento anémico en septiembre, ya que la propagación de la crisis financiera global redujo la demanda de productos japoneses en Estados Unidos y Europa, aumentando las especulaciones de un recorte de tasas de interés.

El desplome de los envíos de autos a Estados Unidos y la desaceleración de la demanda de las economías emergentes alimentaron las preocupaciones de que la economía japonesa, fuertemente dependiente de los envíos externos de sus firmas grandes, esté dirigiéndose a una recesión.

Igualmente, los economistas aún ven un crecimiento leve en el tercer trimestre en la nación asiática.

"Mientras la inflación global cede y la desaceleración económica se torna más evidente, el BJ (Banco de Japón) debe poner más énfasis en los riesgos a la baja para la economía y deberá recortar las tasas de interés tan pronto como la próxima semana", dijo Takeshi Minami, economista del instituto de investigaciones Norinchukin Research Institute.

Las acciones japonesas bajaron algo más de 2% y previamente el jueves llegaron a su mínimo en 5 años después de que la Bolsa de Nueva York se hundió al menor valor en un lustro por los temores de una profunda recesión en Estados Unidos.

El diario de negocios Nikkei reportó que la coalición de gobierno de Japón propondrá al primer ministro Taro Aso un nuevo paquete de medidas por 5 billones de yenes (51,300 millones de dólares) el jueves para respaldar la economía.

Se prevé que el gobierno elabore un segundo paquete de estímulo económico en la próxima semana en base a estas propuestas, que según se espera, incluirán recortes de impuestos, un rescate bancario y medidas de alivio para las pequeñas empresas.

Esto, después de que la semana pasada el parlamento japonés aprobó proyectos para un presupuesto suplementario destinado a financiar un paquete económico de 1.8 billones de yenes, destinado a aliviar el efecto de los altos precios de la energía y los alimentos.

Los principales bancos centrales del mundo han rebajado las tasas de interés en forma conjunta este mes para contrarrestar la propagación de la crisis.

Pero el Banco de Japón no se unió a la iniciativa, diciendo que sus tasas ya están muy bajas y que los mercados financieros japoneses estaban relativamente calmos.

Según los datos del jueves del Ministerio de Finanzas, las exportaciones sólo crecieron 1.5% en septiembre respecto del mismo mes del 2007, bastante menos que la mediana de las proyecciones, de un aumento de 5.2%.

A pesar de las cifras débiles del comercio, los economistas todavía creen que Japón ha evitado un segundo trimestre seguido de contracción económica, lo que habría colocado al país en la definición técnica de una recesión. La economía japonesa se contrajo en el segundo trimestre al mayor ritmo en siete años.

Según los datos del jueves, las exportaciones de Japón a Estados Unidos se desplomaron 10.9% respecto de hace un año, tras registrar la mayor baja histórica en agosto, de 21.8%. Así, las exportaciones japonesas a Estados Unidos acumulan 13 meses seguidos de caídas.

Las exportaciones a la Unión Europea bajaron 9%, de acuerdo con los últimos datos mensuales.

Ahora ve
No te pierdas