¿Y después de la crisis? Productividad

Las empresas deben adecuarse desde ahora para aprovechar la era postcrisis; cuando se recupere la demanda tienen que estar preparadas para mantener a raya los costos.
Las empresas mexicanas deberán estar preparadas para el rebo
Enrique Duarte / Enviado
AGUASCALIENTES (CNNExpansión) -

Cuando los clientes dejan de ir al bar por falta de dinero, ¿debe el cantinero quedarse cruzado de brazos y esperar a que vuelvan? Según los expertos en competitividad, no.

El principal cliente de México en productos y servicios, Estados Unidos, está corto de dinero y las exportaciones no crecen al ritmo que antes debido a la crisis financiera, pero las empresas mexicanas habrán de tomar esta situación como una “oportunidad” para mejorar su productividad y volverse más competitivas para cuando el cliente regrese a la barra.

“Tenemos que preparar fuerte la productividad de las empresas, para que cuando venga el rebote, cuando haya otra vez demanda agregada suficiente, podamos crecer la oferta sin crecer simétricamente los costos de operación”, dijo el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Roberto Newell.

“Si esto sucede entonces las empresas tendrán rendimientos económicos superiores a los acostumbrados históricamente, y estarán en una mejor posición para competir en la economía global”, afirmó Newell en el marco del XV Congreso del Comercio Exterior Mexicano.

Los negocios exportadores actualmente están viendo un menor consumo de sus productos, principalmente en Estados Unidos, donde el país destina más del 80% de sus exportaciones.

Se estima que los envíos al exterior tengan un crecimiento de 4% en este año, frente al 16% del 2007.

Según Newell, en un periodo de 30 años ha habido alrededor de unas 70 crisis financieras alrededor del mundo, y confió en que la actual, iniciada en Estados Unidos por las hipotecas de alto riesgo, pasará pronto.

Los síntomas que padecerá México por el contagio de la crisis financiera internacional, tendrán una duración de entre 18 y 24 meses, y la oportunidad para las empresas exportadoras será cuando llegue el ‘rebote’ y haya nuevamente demanda agregada suficiente, dijo Newell.

Ahora ve
No te pierdas