Hipotecarias mexicanas buscan dinero

Crédito y Casa es la primera institución en solicitar las garantías que le den liquidez; el programa para las hipotecarias puede resultar a largo plazo oneroso: Fitch
El sector de sofoles y sofomes ve limitado su acceso al fond  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Crédito y Casa es la primera hipotecaria que solicita el respaldo de la banca de desarrollo para adherirse al programa que le de liquidez para continuar sus operaciones.

Las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles) dedicadas al financiamiento a la vivienda (hipotecarias) tienen una línea de crédito de unos 40,000 millones de pesos de la Sociedad Hipotecaria Federal, banco de desarrollo, para enfrentar los efectos de la crisis financiera internacional.

Las empresas han encontrado dificultades para obtener financiamiento debido a que sus emisiones de deuda en la Bolsa han sido declaradas desiertas ante inversionistas que demandan altas tasas de interés o que simplemente se alejan para refugiarse en instrumentos de mayor seguridad, como los denominados en dólares.

“La SHF autorizó a hipotecaria Crédito y Casa  la operación de la primera línea especial de apoyo, misma que servirá para enfrentar con la suficiente liquidez, la turbulencia”, dijo la firma en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, en el que omitió mencionar el monto del financiamiento.

Tanto corporativos industriales y comerciales, como sofoles tienen vencimientos de deuda en los próximos tres meses por unos 49,000 millones de pesos, según estimaciones de Banamex Accival.

Para las hipotecarias los mayores vencimientos se prevén en noviembre por más de 3,000 millones de pesos.
La SHF financiará los préstamos a las hipotecarias mexicanas con recursos propios y con créditos que se negocian con el Banco Mundial y el banco Interamericano de desarrollo.

El plan es considerado positivo para analistas y calificadoras para el corto plazo debido a que la aversión al riesgo de los inversionistas ha provocado que en las últimas dos semanas prácticamente no se hayan llevado a cabo colocaciones de deuda en el mercado mexicano.

“Fitch (calificadora de riesgo crediticio) considera que estas líneas son muy positivas (…) en general, estos financiamientos podrían resultar relativamente onerosos bajo una perspectiva de mediano plazo”, dijo la firma que revisa con lupa los estados financieros de las compañías mexicanas.

La agencia incluso puso en perspectiva negativa a las calificaciones de una de las principales compañías aseguradoras de crédito a la vivienda, Genworth, después de que degradó las calificaciones de su matriz Genworth Financial Inc., lo que demuestra los coletazos de la crisis financiera internacional.

Para Fitch las hipotecarias mexicanas podrán ser beneficiadas de la liquidez que les otorgue la SHF en el corto plazo, pero será indispensable que sigan en la búsqueda de fuentes alternas de financiamiento en la medida que las condiciones de mercado lo vayan permitiendo.

La desaceleración económica y la menor liquidez han orillado a empresas como Consorcio ARA, uno de los mayores desarrolladores de vivienda a reducir sus estimaciones a crecimiento cero en este año.

Ahora ve
No te pierdas