La Fed explora territorios desconocidos

Diversos expertos esperan que el banco central anuncie un nuevo recorte de tasas; además, no se descartan la implementación de nuevas medidas para estimular la economía.
La Fed inyectó un total de 31,250 mdd en reservas temporales  (Foto: )
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Según prevén muchos la Reserva Federal de EU (Fed) recortará nuevamente las tasas de interés en su próxima reunión. ¿Significa eso que podría aventurarse a terrenos no explorados y bajarlas por debajo del 1%?

El 8 de octubre pasado, en un anuncio de emergencia, la Fed decidió recortar la tasa de los fondos federales (la tasa a la que se realizan los préstamos interbancarios a un día) por medio punto porcentual y dejarla en 1.5%.

Pero numerosos inversionistas creen que tras la reunión del 29 de octubre el banco central rebajará de nueva cuenta la tasa, restándole otro medio punto porcentual

Tan es así que los futuros de fondos federales que se negocian en la Bolsa de Comercio de Chicago están valorándose considerando un 26% de posibilidades de que la Fed recorte la tasa por tres cuartos de punto porcentual, ubicándola en 0.75%.

Por su parte, el presidente de la Fed Ben Bernanke ha declarado que la debilidad económica del país seguramente continuará hasta el próximo año, a pesar de los recortes en las tasas y otras medidas tomadas por la Fed y el Departamento del Tesoro para solucionar la crisis crediticia. Bernanke incluso ha pedido al Congreso estadounidense que considere un nuevo paquete de estímulos para activar la economía. 

“Todos en la Fed han dicho que piensan recortar e intentan limpiar el desastre con todos los recursos, reducir la tasa, estímulos fiscales, rescates financieros” apunta Rich Yamarone, director de investigación económica en el centro Argus Research.

Aún así, la pregunta sigue en el aire. ¿Realmente contemplaría la Fed bajar las tasas de interés por debajo del 1%? La última vez que la tasa se ubicó en ese nivel fue entre junio del 2003 y junio del 2004.

Los recortes a las tasas de fondeo interbancario han sido un instrumento clave utilizado con anterioridad por el banco central para impulsar una economía desacelerada. Varias tasas de préstamos dependen de esa tasa, incluyendo las tarjetas de crédito y las líneas de crédito con garantía hipotecaria, así como la tasa de interés preferencial usada para determinar las tasas de préstamo a empresas. 

Por lo tanto, bajas tasas de interés generalmente conducen a un crédito barato, algo que impulsa a empresas y consumidores a gastar dinero sin tantas restricciones.

Pero en la actual crisis crediticia las bajas tasas de interés no han hecho mucho para activar el crédito, pues los bancos están renuentes a otorgar préstamos debido a su propia necesidad de capital a corto plazo.

“No es una medida con efectos profundos, se trata solamente de un arma psicológica. Hoy por hoy el problema no es el costo del dinero de la Fed, sino que la existente oferta de dinero no está circulando. El grifo se ha atascado” opina Sung Won Sohn, profesor de economía en la Cal State University Channel Islands.

Incluso el vicepresidente de la Fed, Donald Kohn, ha admitido que los recortes a la tasa ya no tienen la importancia que alguna vez tuvieron.  Hace pocos días, Kohn declaró que el recorte coordinado de tasas implementado por los principales bancos centrales del mundo había sido “desbordado…por una nueva erosión de la confianza.”

Sin embargo, muchos economistas piensan que el temor y la incertidumbre que viven los mercados son tan grandes que la Fed no puede arriesgarse a dejar las tasas sin cambios. Y sostienen que todo lo que pueda hacerse para incentivar el préstamo es positivo.

De acuerdo al economista en jefe de Standard & Poor's, David Wyss, los mercados credititos y financieros de EU siguen en crisis, y una disminución de la tasa de interés a  menos del 1% podría aplicarse a finales de este año o a comienzos del siguiente.

Para otros, las bajas tasas de interés favorecieron la creación de la burbuja inmobiliaria vivida a principios de esta década. Fue la caída de ese inflado valor de la vivienda lo que detonó la crisis de crédito que hoy azota a los mercados. 

Asimismo, las bajas tasas de interés pueden contribuir a la inflación. Pero ese es un sacrificio que la Fed estaría dispuesta a hacer. “Salir de este lío a través de la inflación es la única opción que tiene la Fed” afirma Peter Boockvar, analista de mercado para Miller Tabak.

Ante el panorama de la desaceleración de la economía global hay pocos economistas que hablen de la amenaza de la inflación. Y la imparable caída de los precios de la vivienda ha atajado el temor de que las bajas tasas de interés dispararán los préstamos provocando una nueva burbuja inmobiliaria.

Por lo que incluso un recorte que deje la tasa al 0% (el mismo nivel en que mantuvo las tasas el Banco de Japón durante casi toda la década de 1990) no es algo imposible, dado la gravedad histórica de los problemas crediticios actuales.

“Están indecisos de llegar a ese punto porque parece un acto desesperado. Pero están acercándose a la desesperación” afirmó Wyss.

Ahora ve
No te pierdas