Japón alista plan anticrisis

El gobierno analiza lanzar un programa de ayuda luego de la caída de su mercado accionario; el plan contendría ayuda a los bancos nipones para reducir sus riesgos en la Bolsa de valores.
TOKIO (CNN) -

Japón prometió nuevas medidas para intentar proteger a la economía del país de los coletazos de la crisis financiera mundial.

Varios legisladores salieron a hacer declaraciones mientras los inversores se desprendían de las acciones de los bancos en medio de expectativas de que las entidades necesitarían capitales frescos para compensar las pérdidas en sus carteras bursátiles.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio tocó un mínimo de 26 años antes de que el primer ministro, Taro Aso, dijo que el gobierno expandirá su esquema de rescate bancario y que fortalecerá las regulaciones sobre las ventas cortas de acciones.

Las declaraciones de Aso se produjeron después de una reunión con legisladores del partido gobernante para discutir la tormenta financiera que ha arrasado con varios bancos del mundo, pero que hasta el momento no ha golpeado a Japón con toda su fuerza.

El ministro de Economía, Kaoru Yosano, dijo que el primer ministro había ordenado tomar medidas en Japón para estabilizar el mercado de acciones y fortalecer el sistema financiero.

La rápida caída en los precios de las acciones, así como los movimientos desordenados de las monedas, dañarán a la economía japonesa, dijo el ministro de Finanzas, Shoichi Nakagawa.

Poniendo de relieve la preocupación sobre la salud de los bancos, el ministro de Economía pidió el domingo que el esquema de rescate bancario se aumente varias veces hasta totalizar cerca de 110,000 millones de dólares.

"El gobierno tendrá que hacer algo por los bancos", sostuvo Koichi Ogawa, administradora de carteras de Daiwa SB Investments.

"El problema aquí es que el mercado de acciones ha caído. Esto hace que los bancos enfrenten crecientes pérdidas", agregó.

El índice Nikkei cayó brevemente el lunes a un mínimo de 7,603 unidades, su menor nivel desde 1982.

Si bien los bancos japoneses hasta el momento han evitado lo peor de la crisis crediticia mundial, los inversores temen que la alta exposición de las entidades a las acciones y las expectativas de que la economía caiga en recesión puedan golpear las ganancias corporativas este año.

Se esperaban nuevas medidas económicas para detener la caída en los precios de las acciones, sólo días después de que el gobierno anunciara un plan para inyectar hasta dos billones de yenes en fondos públicos a los bancos.

Ese esquema debería ser aumentado a cerca de 10 billones de yenes (106,000 millones de dólares) desde 2 billones de yenes, dijo Yosano el domingo.

Aso también planea anunciar un paquete de estímulo económico posteriormente esta semana.

Este plan, el segundo que lanza Japón en pocos meses, incluiría un total de 5 billones de yenes (54,000 millones de dólares) en nuevo gasto, entre ellos 2 billones de yenes en recortes temporarios en el impuesto a la renta.

Ahora ve
No te pierdas