Peso débil, riesgo de inflación: Banxico

El Banco Central asegura no buscar frenar la especulación sino otorgar liquidez al mercado; reconoce que la depreciación del peso se convierte en un riesgo para el combate a la inflación.
Si los precios suben 15%, el índice de pobreza sube 2% (Drea  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Banco de México (Banxico) reconoce que un peso débil en el corto plazo puede provocar presiones sobre los precios, por lo que mantendrá la intervención en el mercado de cambios para dar liquidez.

“Se anticipa que la depreciación que registró el tipo de cambio durante octubre, de percibirse permanente, pueda dar lugar a revisiones en ciertos precios, particularmente en el caso de aquéllos que se comercian internacionalmente (mercancías)”, señaló en su reporte trimestral de inflación.

El peso se depreció 25% al 24 de octubre pasado debido a la crisis financiera internacional y la aversión al riesgo de inversionistas en países emergentes.

El Banco Central y la Secretaría de Hacienda intervienen en el mercado de cambios a través de subastas de dólares provenientes de las reservas internacionales; a la fecha ha vendido 13,096 millones de dólares desde el 8 de octubre pasado.

“Las acciones de la Comisión de Cambios no se han instrumentado para defender un nivel predeterminado de tipo de cambio, ni para frenar un ‘ataque especulativo’ sobre nuestra moneda, sino que han buscado proveer la liquidez”, aseguró Banco de México.

Riesgo de mayor inflación

La depreciación del peso se convirtió ya para el encargado de la política monetaria en uno de los principales riesgos para reducir la inflación, sobre todo si es percibida por industriales y comerciantes como una situación permanente, de ser así es de esperarse que eventualmente tuviera mayores efectos sobre los precios.

“El Banco seguirá actuando para reducir la volatilidad, lo que debería ayudar a menores cotizaciones, sin que la autoridad esté comprometida con un nivel objetivo en el tipo de cambio”, consideró Luis Flores analista de Ixe casa de Bolsa.

Sin embargo, la junta de gobierno del Banco Central considera que en el mediano la depreciación del peso no será un riesgo mayor.

Las proyecciones de la autoridad monetaria sobre los precios se mantienen en una inflación que alcanzaría el 6% en este cuarto trimestre del año.

“Una fuerte elevación de la volatilidad cambiaria puede ser muy onerosa y disruptiva para el proceso productivo”, advirtió Guillermo Ortiz en el reporte de inflación. Adicionalmente, Para los siguientes meses Banxico espera aumentos en los precios de los bienes y servicios administrados, es decir de combustibles como las gasolinas aunque la baja en los precios internacionales del petróleo durante octubre sugiere que en un plazo relativamente corto podría atenuarse el ritmo de crecimiento de los precios que fija el Gobierno.

Adicionalmente prevé un menor crecimiento para la economía mexicana en este y el próximo año.

Las expectativas del PIB se redujeron a 2% en 2008 y a entre 0.5 y 1.5% en 2009, debido a los efectos de la desaceleración en Estados Unidos.

 Apoyo externo

Las medidas para ofrecer liquidez a las empresas y bancos en el país fueron reforzadas con el establecimiento de líneas swap (intercambio futuro de dinero) por 30,000 millones de dólares entre el Banco de México y la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed por sus siglas en inglés) lo que propició que el peso mexicano se apreciara ayer 0.50% y cerrara por debajo de los 13 pesos por dólar.

“La implementación de mecanismos swap para proveer liquidez en dólares es bienvenida”, dijo el analista de Banamex Accival José Miguel Torres, al destacar que le nerviosismo de los inversionistas los había llevado a acumular dólares, por lo que con las nuevas medidas la tasa de interés de la moneda mexicana aumentará frente a otras tasas y beneficiará la liquidez.

Ahora ve
No te pierdas