España lanza su plan anticrisis

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero anunció un paquete de ayuda por 219 millones de dóla subsidios al desempleo y una moratoria temporal en el pago de hipotecas son parte de los benefi
MADRID (CNN) -

El gobierno de España anunció el lunes una serie de medidas de fomento al empleo con un costo para el Estado de alrededor de 170 millones de euros (219 millones de dólares) entre el 2009 y el 2010, dijo el lunes el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Entre otras medidas, Zapatero indicó en una rueda de prensa que el gobierno bonificará con 1,500 millones de euros al año la contratación indefinida de desempleados con cargas familiares.

El gobierno también pretende bonificar las cotizaciones sociales de empleos nuevos en sectores estratégicos para apoyar un nuevo modelo productivo de la economía española. Sectores de renovables, medio ambiente e investigación y desarrollo tendrán mejor trato fiscal.

El gobierno va a ampliar también del 40 al 60´% la capitalización del subsidio de desempleo para fomentar el autoempleo.

Las medidas de empleo y contratación laboral se discuten con empresarios y sindicatos, que se reunirán el lunes por la tarde con el Ejecutivo.

La tasa de paro en España se ha disparado a niveles no vistos desde el 2004 como consecuencia de la crisis financiera global y el desplome inmobiliario.

En este contexto, Zapatero anunció también una amplia serie de medidas para proteger a los ciudadanos expuestos al desempleo y al mercado inmobiliario.

El presidente del gobierno anunció una moratoria temporal parcial en el pago de hipotecas, con la colaboración de entidades financieras y del Estado, para personas que hayan perdido su empleo o pasen por especiales dificultades en su actividad laboral.

"El universo (de las medidas) está pensado para los sectores sociales y para los trabajadores con más dificultades ante sus compromisos por haber adquirido una vivienda con una hipoteca", dijo Zapatero.

La moratoria tendrá un periodo de gracia de dos años y afectará al 50% del total de la hipoteca por un importe máximo de 170,000 euros contraída.

El presidente dijo que esta norma extiende sus efectos por dos años, desde el 1 de enero del 2009 hasta el 31 de diciembre del 2010.

Se podrán acoger a esta medida los trabajadores por cuenta ajena y estar en situación de desempleo.

También tendrán derecho los trabajadores autónomos con cargas familiares que hayan cerrado su negocio o acrediten determinadas pérdidas dinerarias.

Asimismo serán beneficiarios las pensiones de viudedad con cargas familiares y los titulares de una hipoteca concertada para la vivienda habitual o primera vivienda antes del 1 de septiembre del 2008.

El presidente del gobierno dijo que el Estado, a través del Instituto Oficial de Crédito (ICO), garantizará durante un período de tiempo las cantidades aplazadas en las hipotecas.

Zapatero calculó en unas 500,000 personas las que podrían resultar beneficiadas por estas ayudas al pago de sus hipotecas.

Adicionalmente, Zapatero anunció la inyección de liquidez por 2,000 millones de euros para algunos contribuyentes, que podrán conseguir anticipadamente deducciones fiscales por la compra de vivienda con crédito incorporada a partir de ahora en la retención mensual de los salarios.

Zapatero estimó que esta medida, destinada a rentas inferiores a los 33,000 euros anuales, supondrá un recorte de dos puntos en la retención. La medida afectaría a 3.5 millones de contribuyentes.

"Esto va a suponer, globalmente, en torno a 2,000 millones de euros de liquidez para las familias que tengan contraída una hipoteca con el límite de los 33,000 euros", dijo Zapatero.

Ahora ve
No te pierdas