Mexicanos dejan de pagar sus créditos

Los consumidores y empresarios han comenzado a rezagarse en el pago de sus créditos a la banca; la morosidad en los créditos al consumo se ubicó en 7.41% en el tercer trimestre, según la CNBV
La banca en México ha señalado que el incremento en la moros  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Los consumidores y empresarios mexicanos han comenzado a rezagarse en el pago de sus créditos a la banca, en una señal de que la crisis financiera global está golpeando el bolsillo de las familias de la segunda economía de América Latina.

La morosidad en la cartera de crédito total de los bancos de México subió a un 3.03% al cierre del tercer trimestre, desde el 2.82% del trimestre previo, según un reporte preliminar del regulador del sector, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La falta de pago fue más marcada en los créditos de consumo, en donde pasó al 7.41% desde el 6.92 de junio, pero los focos rojos parecieron encenderse especialmente en el segmento de tarjetas de crédito, donde por cada 10 clientes hay uno moroso.

"Es un problema de endeudamiento de las familias y de desaceleración económica lo que está causando esto", dijo a Reuters, Pablo Ruiz, analista del la casa bolsa Vector.

En México, un país con 104 millones de habitantes, hay unos 26.5 millones de tarjetas de crédito, según datos de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En los últimos años y en medio de una estabilidad financiera, la banca mexicana reabrió la llave del financiamiento, que había estado cerrada tras la llamada "crisis del tequila" de mediados de la década de 1990.

Así, millones de mexicanos tuvieron en sus manos por primera vez una tarjeta de crédito, pero por la falta de educación financiera muchos suelen usarla sin control y desconociendo la generalmente alta tasa de interés que pagan por no cubrir el saldo total de sus consumos.

La tasa de interés promedio para tarjetas de crédito en septiembre subió al 41.78%, frente al 34.24 de agosto y julio, según cifras publicadas la semana pasada por el Banco de México (central).

Los mexicanos han visto un alza en los precios internos de los alimentos y la gasolina en momentos en que la economía se desacelera de la mano de Estados Unidos -principal socio comercial de México- mermando la creación de plazas laborales.

Sumado a ello, las remesas que envían a sus familiares los mexicanos que viven en el exterior -principalmente en Estados Unidos- han comenzado a caer, golpeadas por la crisis financiera y controles migratorios más estrictos en la mayor economía del mundo.

La ABM ha señalado que el incremento en la morosidad aún no representa un peligro porque los bancos cuentan con cobertura suficiente, al cobrar tasas más altas a los usuarios de alto riesgo o que no cuentan con un historial crediticio.

"Cuando sacas el índice de morosidad total del sistema, es muy bajo, entonces realmente no hay riesgo de quiebra en el sistema (...) lo que me preocupa son las familias, que están en problemas y quién sabe como vayan a salir de esto", dijo Ruiz.

El gobierno espera que la economía se desacelere este año para crecer un 2%, desde el 3.3 del 2007, por el menor ritmo de expansión de Estados Unidos, el principal socio comercial de México.

El sector bancario en México está controlado por las unidades locales del estadounidense Citigroup, los españoles BBVA y Santander, el británico HSBC y el grupo financiero local Banorte.

Ahora ve
No te pierdas