Alemania ya está en recesión económica

El PIB se contrajo 0.5% en el tercer trimestre, superando las expectativas de los analistas; se espera que los datos de la economía alemana empeoren en los últimos meses del 2008.
BERLÍN (CNN) -

El Producto Interno Bruto (PIB) de Alemania se redujo 0.5% en el tercer trimestre, lo que supone la primera recesión técnica de la principal economía de Europa en cinco años, según datos publicados el jueves por la Oficina Federal de Estadística.

La contracción trimestral superó lo previsto debido a una negativa contribución del comercio exterior, ante un debilitamiento de las exportaciones que contrarrestó el aumento del consumo privado y público.

Las cifras subrayaron los riesgos que enfrenta la economía europea en su conjunto, que podría sufrir un declive profundo y largo agudizado por las turbulencias del sistema financiero global.

La previsión media de un sondeo realizado la semana pasada para el PIB alemán del tercer trimestre era de una contracción del 0.2%.

"Esto no luce nada bien", dijo Ralph Solveen, economista de Commerzbank. "El cuarto trimestre será muy flojo. Probablemente veremos datos todavía peores. Los datos deberían bajar también en el primer semestre del 2009, con una estabilización después de eso".

La última vez que la economía alemana se contrajo durante dos trimestres consecutivos fue en el primer semestre de 2003.

Las cifras alemanas del jueves incrementaron el pesimismo de los mercados financieros por el panorama económico de Europa, impulsando una subida de los precios de los títulos públicos de la zona euro.

La situación de Alemania es crucial para el desempeño de todo el bloque. Los datos del PIB del área del euro saldrán el viernes y se prevé que muestren una contracción de 0.2% en el tercer trimestre, lo que colocaría a la zona de 15 naciones también en una recesión oficial.

Hasta ahora Alemania ha sido el principal exportador mundial de productos desde el 2003, beneficiándose de un período de expansión global fuerte. Pero a medida que el auge pasa un declive en muchos mercados de exportación, la gran exposición a la economía global perjudica a Alemania.

Para limitar el daño, el gobierno de la canciller Angela Merkel ha revelado un paquete de medidas focalizadas de estímulo fiscal que según las autoridades podrían generar inversiones y contratos por hasta 50.000 millones de euros.

Pero los nuevos datos de debilidad podrían incrementar la presión para que Berlín haga algo más para los ciudadanos alemanes.

En términos interanuales, la economía alemana creció un 1.3% en el tercer trimestre después de un alza del 3.3 en el periodo de abril a junio, según los datos del jueves.

La Oficina de Estadística revisó levemente al alza la cifra del PIB del segundo trimestre hasta una contracción del 0.4% desde un anuncio original de una caída del 0.5%.

"Si creen que las cifras de hoy son malas, esperen al próximo trimestre", comentó Carsten Brzeski de ING Financial Markets. "Los vientos de frente de la crisis financiera y de la desaceleración global soplan directamente en el rostro de la economía alemana", agregó.

"Por ahora sólo hay una luz tenue al final del túnel. Como muy pronto se puede esperar una recuperación en el segundo semestre de 2009", dijo.

 

Ahora ve
No te pierdas