México pide voz en reformas globales

El presidente, Felipe Calderón, demandó que los países emergentes participen más en los cambios en la reunión del G20, dijo que el país gastará más en infraestructura para apoyar la economía.
El presidente mexicano, Felipe Calderón, destacó que la cris  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

El presidente mexicano, Felipe Calderón, pidió el sábado que las economías emergentes tengan mayor voz en la reformación del sistema financiero internacional.

Líderes del Grupo de los 20, integrado por países industrializados y en desarrollo, acordaron en una cumbre realizada este fin de semana en Washington trabajar juntos para restaurar el crecimiento económico y reformar el sistema financiero ante la peor crisis mundial en décadas.

Calderón afirmó que la crisis no empezó en países en vías de desarrollo y que, al contrario, la vitalidad de las economías emergentes ha impedido que la desaceleración sea peor.

El Gobierno de México implementará una política de gasto muy agresiva, especialmente en infraestructura, para reactivar a la economía mexicana afectada por la crisis financiera global, explicó Calderón a la prensa tras la cumbre.

El mandatario pidió una mayor flexibilidad de los bancos multilaterales para minimizar el impacto de la crisis, que ha ocasionado una fuerte contracción del crédito y de liquidez a nivel internacional.

México exigió un sistema financiero más representativo, comenzando con la inclusión de los países emergentes en el nuevo Foro de Estabilidad Financiera, principal instancia de discusión para la reformación del sistema financiero global.

"La mejor contribución de los mercados emergentes, como grupo, es mantener su dinamismo económico. En la actualidad, estos países ya son los que realizan la mayor contribución al crecimiento económico global", afirmó.

"Se debe evitar el proteccionismo a toda costa", agregó Calderón.

De hecho, en la reunión del G-20 hubo consenso en que el proteccionismo es perjudicial y se acordó una moratoria de 12 meses para la implementación de cualquier barrera comercial nueva. Los líderes dieron, además, un impulso a la ronda de Doha sobre comercio mundial al comprometerse a lograr avances antes de fin de año.

Calderón afirmó que también hubo consenso en la necesidad de promover la economía de mercado y al mismo tiempo lograr una regulación más eficaz de estos, principal desacuerdo entre Estados Unidos y países de la Unión Europea.

"El consenso es que debe fortalecerse el mercado y para ello debe fortalecerse el Estado, aunque parezca paradójico", dijo a la prensa.

Los líderes del G20 acordaron reunirse nuevamente antes del 30 de abril, pero no fue decidido dónde.

Ahora ve
No te pierdas