Mundo espera reacción de mercados a G20

Los países acordaron que los mercados financieros, productos y participantes estén más regulado también implementarán reglas contables más duras y cooperación entre reguladores.
Los líderes de 20 naciones implementarán 50 medidas contra l
CHICAGO (CNN) -

Después de que los principales gobiernos del mundo acordaran tomar medidas urgentes para enfrentar la peor crisis económica global en décadas, los inversionistas esperaban ansiosamente ver el juicio de los mercados cuando inicien sus operaciones semanales en Asia.

Gobiernos desde Washington a Pekín acordaron el sábado adoptar una serie de medidas fiscales y monetarias para rescatar a la economía global, pero dejaron a los gobiernos locales que elaboren sus respuestas a sus circunstancias particulares y sus atribuladas industrias.

En Estados Unidos, el síndrome del pato cojo del Gobierno saliente de George W. Bush dejaba como una interrogante la capacidad de la cumbre económica del Grupo de 20 países desarrollados y en desarrollo de recuperar la golpeada confianza del mercado.

El presidente electo Barack Obama envió a emisarios al evento del fin de semana y emitió una declaración donde respaldó una respuesta coordinada a la crisis financiera global.

La declaración posterior a la cumbre del G20 tuvo una serie de promesas de reforma, que apuntaban a tranquilizar a los volátiles mercados y calmar los temores de los consumidores.

El comunicado indicó que todos los mercados financieros, productos y participantes estarán sujetos a supervisión, prometió reglas contables más duras, una revisión de las prácticas de compensación y una mayor cooperación entre los reguladores nacionales.

Incluso a la postergada ronda de Doha sobre las negociaciones para el libre comercio mundial se le dio una segunda oportunidad.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, calificó la declaración como suficiente para "dar tranquilidad a los mercados".

Los ministros de Finanzas fueron llamados a desarrollar planes específicos para implementar las recomendaciones. El primer conjunto de medidas deberá estar lista a fines de marzo y a fines de abril se realizará la siguiente reunión.

Sin embargo, un acuerdo para conversar algo más el próximo año podría no ser suficiente como para que los mercados lo tengan en mente.

"En términos de la sustancia, es bastante insípido", dijo Edwin Truman, analista del Peterson Institute for International Economics en Washington.

Problemas en automotrices

Con un fondo de 700,00 millones de dólares prometido para estabilizar al golpeado sistema financiero estadounidense, una tarea urgente del Gobierno saliente de Bush y de su sucesor es cómo, si se puede, detener la eventual espiral de la muerte de las tres grandes automotrices del país.

El Senado tiene previsto comenzar a debatir el lunes una legislación de emergencia para proveer de 25,000 millones de dólares en ayuda a General Motors Corp, Ford Motor Co  y Chrysler LLC.

Algunos ven este precio como una ganga comparado con el rescate financiero; otros, que temen al "peligro moral", han llamado a las automotrices a poner sus casas en orden, incluso si eso significa la quiebra.

En momentos en que la mayoría espera que la tasa de desempleo estadounidense, hoy en 6.5%, siga subiendo, el presidente ejecutivo de GM advirtió que un eventual colapso de su industria tendrá un costo superior para la economía que la ayuda que las automotrices piden.

"El impacto sobre la economía en general de Estados Unidos será devastador", dijo Rick Wagoner a un canal de televisión.

El presidente electo Obama ha calificado la ayuda para la industria automotriz como de alta prioridad, pero los dos meses entre hoy y la asunción de Obama podría ser un tiempo crítico.

Dada la tasa a la cual GM está gastando efectivo, analistas de Barclays pronosticaron recientemente que la firma llegará a su mínimo de efectivo en el primer trimestre del 2009.

Despidos bancarios

Los despidos en la complicada industria financiera han sido noticias casi diarias y el domingo reportes hablaron de que el banco estadounidense JPMorgan Chase & Co  podría ser el próximo en descabezar.

El diario londinense Sunday Telegraph publicó que el banco está preparando la eliminación de miles de empleos alrededor del mundo, a una escala comparable a lo que hicieron sus rivales.

La evaporación de cientos de miles de puestos de trabajo y el nerviosismo entre quienes siguen empleados, ha dañado la confianza del consumidor en Estados Unidos y reducido las ventas minoristas.

"La economía está en grandes problemas; tan grande que es difícil hallar un precedente", dijo Chris Low, economista jefe de FTN Financial en Nueva York.

 

Ahora ve
No te pierdas