Japón, en peligro de estancarse

La economía japonesa podría no crecer hasta el 2010, dijo el ministro de Economía del país; la recesión que afecta a Japón podría prolongarse aún más de lo estimado por el Banco Central.
TOKIO (CNN) -

El ministro de Economía de Japón Kaoru Yosano dijo el martes que la actividad podría no recuperar el crecimiento hasta el 2010, sugiriendo que la recesión que empezó en el segundo trimestre podría ser mucho más larga de lo que ha proyectado el Banco Central. Japón, segunda mayor economía del mundo, entró en su primera recesión en siete años al contraerse en el segundo trimestre y el tercero, afectado por una crisis financiera global que ha golpeado a los mayores mercados de exportación del país asiático.

El Banco de Japón prevé que la economía crezca 0,1 por ciento en el año fiscal que concluye en marzo del 2009, seguido de una expansión de 0,6 por ciento en el año fiscal siguiente.

Yosano pareció sugerir que tal pronóstico, de hace sólo dos semanas, era demasiado optimista.

"Me cuesta confiar que (la tasa de crecimiento del próximo año fiscal) vaya a ser positiva", dijo el martes en conferencia de prensa.

"La realidad es que cuando miramos todos los factores externos y domésticos que afectan a la economía, es difícil encontrar algo que contribuya positivamente al crecimiento", agregó.

La zona euro también está oficialmente en recesión, mientras que la economía de Estados Unidos se contrajo en el tercer trimestre y parece encaminarse a un segundo trimestre consecutivo de retracción, cumpliendo así la definición técnica de recesión.

La recesión japonesa es más preocupante aún porque, hasta octubre, el país había escapado de la peor parte de la crisis financiera global ocasionada por los incumplimientos de pagos de las hipotecas subprime de Estados Unidos.

La contracción de 0,1 por ciento que registró en julio-septiembre el producto interno bruto japonés apenas capturó el impacto de la tormenta financiera que empezó en Wall Street a mediados de septiembre y que desató un derrumbe de la Bolsa de Tokio, con un repunte del yen que podría perjudicar aún más a los exportadores.

"El trimestre octubre-diciembre y el siguiente serán la fase más crucial para la economía japonesa en el actual declive", dijo Kyohei Morita, economista de Barclays Capital Japan.

"Si Japón sufre un golpe realmente severo, el consumo podría empezar a bajar y eso a su vez haría que la economía del país regrese a la deflación", advirtió.

Japón sufrió una década de deflación hasta el 2005 después del estallido de la burbuja de los bienes raíces y de las acciones en los años '90.

Ahora ve
No te pierdas