El dólar sube frente al euro

La moneda europea se debilitó frente al billete verde, cediendo sus ganancias tempranas; el euro cayó 0.8% a 1.2519 dólares, tras haber subido al inicio de la sesión hasta 1.2813 dólar

El dólar cayó frente al yen este miércoles, ya que las preocupaciones aumentaron acerca de la alicaída industria automotora estadounidense y su impacto sobre la economía general, con cifras que mostraron una caída récord en precios al consumidor avivando los temores de una recesión profunda.

En tanto, el euro se debilitó frente al dólar, cediendo sus ganancias tempranas, ya que las preocupaciones sobre un empeoramiento de la desaceleración global provocaron que los inversores desecharan acciones y otros activos de riesgo por la seguridad de los bonos del Tesoro estadounidense.

Las acciones de Wall Street terminaron con un fuerte descenso, en medio de la incerteza sobre un propuesto paquete de rescate para la industria automotora, con el promedio Dow Jones cerrando por debajo de los 8,000 puntos por primera vez desde marzo del 2003.

Las minutas de la reunión de la Reserva Federal del mes pasado, divulgadas el miércoles, aumentaron los temores sobre la débil economía mundial.

La Fed dijo que las cifras económicas estadounidenses acumuladas hasta la próxima reunión de diciembre mostrarían una debilidad significativa y pudieran significar que el banco podría necesitar recortar las tasas desde el 1% actual. Eso también influyó en el dólar frente al yen.

Los flujos de activos seguros también han beneficiado a la moneda japonesa porque los inversores, en momentos de presión en los mercados financieros, tienden a vender activos financiados con el yen prestado a precios bajos.

En las operaciones de la tarde, el dólar cayó un 1.2% a 95.79 yenes, mientras que el euro descendió un 2% a 119.94 yenes.

El euro cayó un 0.8% a 1.2519 dólares, tras haber subido más temprano hasta 1.2813 dólares. El aumento en el euro había sido conducido parcialmente por su movimiento por encima de un nivel marcado por un racimo de pedidos de compra automática.

La libra esterlina tuvo poca variación frente a la divisa estadounidense a 1.4970, después de operar al alza durante la mayoría de la sesión. La vapuleada libra había llegado a un máximo en la sesión de 1.5248 dólares.

La moneda británica había subido a pesar de las minutas de la reunión de políticas de este mes del Banco de Inglaterra, que mostraron el acuerdo unánime de los responsables de política monetaria de recortar las tasas de interés en 150 puntos base e incluso la posibilidad de un mayor recorte.

Ahora ve
No te pierdas