Los economistas prevén menor crecimiento

El PIB del tercer trimestre se pronostica que creció 1.3%, cifra menor a la esperada por Hacien la debilidad del sector industrial y el menor consumo son el temor para los próximos meses.
La productividad industrial ha estado en ceros los primeros  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La economía mexicana se contrae más de lo esperado.

Para el tercer trimestre del año se pronostica que el crecimiento haya sido de solo 1.3% y no del 1.7% que estima la Secretaría de Hacienda.

Este viernes se dará a conocer el desempeño del Producto Interno Bruto del periodo julio-septiembre pasado, pero con el dato de crecimiento negativo de la industria se espera que la economía se desacelere aún más.

En septiembre la producción industrial cayó 1.8% a tasa anual, caída mayor a la pronosticada por el consenso de los analistas y el quinto retroceso consecutivo en el sector.

“Este resultado refuerza nuestra expectativa en torno a que la actividad económica medida por el Producto Interno Bruto registró un crecimiento de 1.3% anual en el tercer trimestre, luego que en la primera mitad del año la tasa de expansión fue de 2.7% anual”, dijo Rafael Camarena, analista de Santander.

México tiene una concentración de más del 80% de sus exportaciones en las manufacturas, las cuales observaron un estancamiento durante el tercer trimestre del año. Tan solo la producción de vehículos se redujo en 0.9%.

En el periodo que reportará Hacienda continuó la debilidad en la producción de petróleo –una caída de 9.9%- y el estancamiento en la construcción (-1.1%).

La demanda interna no se ha escapado de los efectos adversos de la ya casi declarada recesión mundial, el consumo bajó, las ventas de las 100 principales cadenas de autoservicio y departamentales a tiendas comparables (con más de un año de operación) retrocedieron 3.1% en el trimestre.

“Las expectativas apuntan a que esta tendencia se acentuará más en los reportes del cuarto trimestre del año y del primer semestre del próximo”, dijo Gustavo Hernández, analista de Ixe, Casa de Bolsa.

Los organismos internacionales como el Fondo Monetario internacional (FMI) han revisado a la baja el crecimiento de México en este año a un 1.8% y para el 2009, a 0.9%.

“Los próximos tres meses serán muy críticos por la grave situación que enfrentan sectores clave como el automotriz en Estados Unidos”, dijo Ramón Lecuona, director de la Facultad de Economía de la Universidad Anáhuac del Norte.

El gobierno mexicano ha anunciado un programa anticíclico en el que aumentará el gasto público para fomentar el crecimiento principalmente en el desarrollo de infraestructura y apoyo a la liquidez de empresas.

Sin embargo, los expertos destacan que estos programas que pueden incluir estímulos fiscales deben de llevarse a cabo de manera sincronizada.

“Debido a que los estímulos generan consumo tanto de mercancías nacionales como importadas, pero si no se dan de forma sincronizada el déficit comercial de México puede aumentar y desequilibrar los beneficios, unos pueden ganar a costa de otros”, dijo Lecuona.

Las acciones gubernamentales para enfrentar la recesión de la economía mundial provocan que México haya programado un déficit en sus finanzas públicas equivalente al 1.8% del Producto Interno Bruto, un factor de riesgo para el futuro que dice Lecuona debe limitarse a la coyuntura y no convertirse en una costumbre como en otras épocas en las que se gestaron nuevas crisis.

Los especialistas destacan que los sectores defensivos en  el actual ambiente de desaceleración son los dedicados a los productos y servicios básicos, mientras que los de bienes duraderos como la industria automotriz, muebles, enseres mayores e incluso vivienda son los más vulnerables.

Ahora ve
No te pierdas