Familias mexicanas restringirán consumo

El gasto familiar se verá afectado por menores ingresos, el alza del desempleo y la baja en rem analistas consideran que las ventas en las cadenas minoristas continuarán a la baja.
El consumo interno es el principal impulsor de la economía m
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El menor crecimiento del ingreso, el alza en el desempleo, la caída en el envío de remesas y un mayor grado de aversión al riesgo son los principales factores que podrían seguir restringiendo las decisiones de gasto de las familias mexicanas.

Así lo señaló el analista de Invex Casa de Bolsa, Ricardo Aguilar Abe, quien agregó que por ello las perspectivas para las ventas en tiendas de autoservicio y departamentales se mantienen negativas para los próximos meses.

La caída en las ventas que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) confirma la expectativa de un menor gasto en consumo, pues cifras ajustadas por estacionalidad revelan que las ventas minoristas bajaron 1.4% a tasa mensual en septiembre.

"Esperamos que en octubre la caída sea todavía más pronunciada debido a que en dicho mes los efectos de la crisis fueron más severos", consideró Aguilar Abe en un análisis sobre el sector.

Indicó que "las ventas al menudeo registraron una variación anual negativa por tercer mes consecutivo y esperamos más caídas durante los próximos meses".

El especialista comentó que el dato de ventas de establecimientos comerciales reportado por el INEGI fue negativo, pues si bien la información es de septiembre, datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) a octubre confirman una trayectoria de baja para el gasto en consumo.

Por ello, previó que el promedio móvil del crecimiento anual de las ventas mismas tiendas podría mantenerse en terreno negativo por varios meses más.

Sin embargo, dijo, "hasta el momento consideramos el cuarto trimestre como uno de los más severos de la actual crisis económica".

En ese sentido, pronosticó que el crecimiento de las ventas de establecimientos comerciales del país sólo será de 1.62% para este año y de 0.67% para 2009, cifras que serían las más bajas de los últimos seis años.

Pérdida de empleos

En caso de continuar con la apertura comercial indiscriminada están en riesgo de perderse más de 250,000 empleos el próximo año y de causar daños irreparables a la cadena productiva nacional, advirtió el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Ismael Plascencia.  

Dijo en conferencia de prensa que son unas 10,000 las fracciones arancelarias que están siendo reestructuradas y los sectores más afectados serían textil, prendas de vestir, cuero, piel, madera, papel, industria química y acero.   

Reiteró que la Concamin no está en contra de la libre competencia, pero calificó de una equivocación pensar que la economía mejorará sólo con la eliminación arancelaria.   

“La apertura comercial unilateral no genera competitividad y mayor bienestar cuando existen diferencias tan abismales del costo país entre las naciones", señaló.

Ahora ve
No te pierdas