Países ricos, en problemas por su deuda

EU y naciones de Europa han emitido grandes cantidades de deuda anticipándose a una recesión; analistas consideran que existe un grave riesgo de que puedan caer en un incumplimiento de pago
Analistas temen que la oferta que la calidad de los bonos so
NUEVA YORK (CNN) -

Las apuestas a que los países más seguros del mundo, incluso Estados Unidos, podrían incumplir los pagos de sus bonos, han aumentando fuertemente en días recientes a medida que los Gobiernos emiten cantidades de deuda sin precedentes para evitar una recesión dura.

En Estados Unidos y Europa, el costo de asegurar los títulos públicos de un incumplimiento de pagos ha subido a niveles récord en momentos en que los países siguen presentando programas masivos para comprar activos en problemas vinculados con el mercado de la vivienda y para apuntalar a los bancos.

Todos esos rescates exigen enormes incrementos en la emisión de deuda en el próximo par de años.

Los analistas de bonos temen que en algún momento, la oferta excederá por mucho a la demanda, degradando la calidad percibida de esos bonos soberanos y haciendo que los inversores exijan rendimientos mucho más altos a cambio del riesgo de tener deuda, por más que posea la calificación máxima "AAA".

"Ahora ya estamos hablando de (paquetes fiscales por) billones (...) y esto ciertamente da la impresión de que hay riesgo de un incumplimiento de pagos técnico", dijo Kornelius Purps, estratega de renta fija de Unicredit en Bruselas.

"Sin embargo, aún no puedo imaginar que un Estado soberano vaya a incumplir su deuda en moneda local", agregó Purps.

Esas apuestas, expresadas a través del costo de asegurar los bonos contra el incumplimiento, no están ni cerca de los extremos de los mercados emergentes forzados a pagar fuertes sumas de deuda en divisas mientras sus propias monedas se debilitan.

El costo de asegurar la deuda del Gobierno estadounidense de un incumplimiento por un período de 10 años ahora está en un récord de 60,000 dólares al año por cada 10 millones de dólares en bonos del Tesoro de Estados Unidos, o 60 puntos básicos.

Pero eso representa sólo una fracción del nivel de 4,000 puntos base para un país de mercados emergentes como Argentina, donde algunos inversores temen una cesación de pagos tan pronto como el próximo año.

Aún así, estos seguros conocidos en inglés como "credit default swaps" o CDS reflejan el creciente temor de los inversores de que la calidad crediticia de los principales bonos soberanos, por más que tengan nota "AAA", esté bajando inexorablemente en la peor crisis desde la Gran Depresión.

"No creo que el Gobierno federal vaya a incumplir alguna vez la deuda negociable que circula en el mercado. No creo que esos CDS estén reflejando la realidad", dijo William Sullivan, economista de JVB Financial Group en Boca Ratón, Florida.

"La pregunta real es qué tasa tiene que pagar nuestro Gobierno federal para conseguir fondos para todos estos programas. No veo riesgo crediticio, sí riesgo de mercado", dijo Sullivan.

El papel del dólar como principal moneda de reserva mundial garantiza cierto nivel de demanda extranjera de deuda denominada en dólares y si bien no es un seguro absoluto de que no habrá incumplimiento de pagos en Estados Unidos, hace que ese escenario sea aún más improbable, según los analistas.

Los rendimientos del título del Tesoro estadounidense a 30 años, que llegaron a descender a un 3.5% ubicándose cerca del mínimo en medio siglo, y de los valores de corto plazo del Tesoro, que están cerca del cero por ciento, reflejaron cómo se produjo una estampida de inversores buscando el refugio aparentemente seguro del mercado de deuda pública más líquido del mundo.

¿Burbuja de bonos?

Aún así, la deuda del Gobierno de Estados Unidos podría sufrir una fuerte caída una vez que los inversores sientan que se desinfla la burbuja del mercado de los títulos del Tesoro, provocando una disparada del costo del financiamiento y representando un nuevo golpe para la economía, dijo Jes Black, gerente de fondos de NetBlack Capital en Nueva York.

Como el Gobierno de Estados Unidos ha inflado enormemente la oferta de dinero, al menos en 4 billones de dólares tan solo en unos pocos meses para rescatar al sistema financiero, es alto el riesgo de una ola de ventas de bonos del Tesoro repentina y salvaje, según Black.

El costo de la protección de CDS de los bonos del Tesoro de Estados Unidos aumentó a un récord esta semana después de que el Gobierno estadounidense anunció las últimas medidas para comprar préstamos al consumidor y valores relacionados, en un intento por evitar una recesión profunda.

Pero por ejemplo en Gran Bretaña los CDS también subieron al récord, de 104 puntos básicos para la deuda a 10 años. Algo parecido pasó con el costo de asegurar la deuda de Alemania y Francia, donde se cuadruplicó con creces en meses recientes.

Ahora ve
No te pierdas