Ventas navideñas en EU, en grave riesgo

La temporada de compras comienza oficialmente el día posterior de Acción de Gracias; pero este año se prevé que la crisis provocará una desastrosa caída en las ventas de los minori
Los resultados de las ventas están influidos al alza, por el
NUEVA YORK (CNN) -

El Día de Acción de Gracias podría significar tiempo libre en familia para millones de estadounidenses, pero algunas tiendas han abierto durante el mismo feriado, con la esperanza de poder salvar la que podría ser una desastrosa temporada de ventas de fin de año.

Tradicionalmente, la temporada de compras para las fiestas comienza un viernes y se extiende hasta fin de año, aunque el grueso de las transacciones se hacen en vísperas de Navidad.

Conocido como "Viernes Negro", el día posterior al Día de Acción de Gracias permitía que las tiendas lograran ganancias en el año o salieran de los números rojos, debido a sus fuertes ventas.

Pero en el 2008, las minoristas de Estados Unidos temen que una contracción de la economía pueda costarles miles de millones de dólares durante la temporada más importante del año, donde pueden generar hasta un 40% de sus ventas anuales.

Algunos abrieron el feriado del jueves con la esperanza de capturar todas las ventas posibles y adelantarse al "Viernes Negro".

"El gasto del consumidor en regalos para la temporada de fiestas va a bajar considerablemente", dijo Eric Anderson, profesor de marketing del Kellogg School of Management, de la Universidad de Northwestern.

"El Viernes Negro será el primer indicador de cuán malo será", añadió.

Los expertos auguran que ésta podría ser la peor temporada de ventas desde principios de la década de 1990, dado que los estadounidenses han recibido un duro impacto de la crisis inmobiliaria y la escasez de créditos.

Según los pronósticos de los analistas, las ventas en tiendas abiertas hace al menos un año podrían descender un 2.2% en todo el mes de noviembre, frente a un alza de un 4% del año anterior, según datos de Thomson Reuters.

Si se excluyen las expectativas de crecimiento de Wal-Mart Stores Inc, una de las pocas firmas que podrían festejar esta temporada, la caída llegaría al 6.6%.

La capacidad de muchas minoristas está en juego.

Desde tiendas por departamentos como Macy's hasta cadenas especializadas como AnnTaylor Stores, intentarán retener a sus clientes leales y estrujar alguna ganancia, mientras sus rivales rebajan los precios entre un 40 y un 50%.

En estos tiempos de convulsión, algunos están dispuestos a sacrificar más utilidades que arriesgarse a perder clientes para siempre.

"Son las minoristas del medio las que intentan no perder clientes",comentó Anderson.

"Macy's teme que los clientes que nunca han gastado mucho dinero en Wal-Mart, prueben Wal-Mart y les guste", explicó.

Algunos consumidores dicen que dan otro énfasis a la celebración de las fiestas, que se preocupan por pasar tiempo con amigos y familiares más que comprar el último juguete o dispositivo electrónico.

Incluso algunos fabrican sus regalos a mano, o usan productos guardados para regalar y así ahorran dinero.

Otros tienen la alternativa de comprar productos a precio de liquidación, luego de que grandes cadenas como Circuit City y Mervyns se declararan en bancarrota justo antes de las fiestas.

Casi un 45% de los consumidores planea hacer compras durante el fin de semana del Viernes Negro, según un sondeo publicado esta semana por el Consejo Internacional de Centros Comerciales.

Más de un 80% de esos clientes dijo que pasará por una tienda de descuentos, mientras que un 78% indicó que irá a una tienda por departamentos.

Ahora ve
No te pierdas