Arranca el 'viernes negro' en EU

La crisis y el desempleo ponen en peligro las expectativas de las empresas para el cierre del a muchos estadounidenses serán más precavidos al momento de comprar sus regalos.
NUEVA YORK (CNN) -

Las tiendas minoristas de todo Estados Unidos esperaban lograr ventas por miles de millones de dólares este viernes, pero los atemorizados consumidores se han comprometido a controlar sus gastos en medio de la desaceleración económica.

El fin de semana largo, que inició el jueves con el feriado del Día de Acción de Gracias, será una prueba de fuego para medir la confianza del consumidor, que es el motor principal de la mayor economía del mundo, en momentos en que el país enfrenta su peor crisis financiera desde la Gran Depresión.

La mayoría de las tiendas comienzan su gran temporada de ventas el "Viernes Negro", el día posterior al día de Acción de Gracias.

Al Viernes Negro se le denomina así debido a que solía ser el momento en que las tiendas comerciales sacaban adelante el año en sus balances, ya que consolidaban sus ganancias o salían de sus pérdidas con las ventas del día.

Pero varias cadenas se adelantaron y abrieron sus tiendas el jueves, para tratar de capturar negocios antes de que los estadounidenses empezaran la tradicional cena del pavo con familiares o amigos.

"En este momento, tengo muchos amigos desempleados", dijo Solomon Leggett, un agente de una unidad de la aseguradora American International Group, la que recibió un rescate gubernamental de 85,000 millones de dólares poco después de que explotó la crisis en septiembre.

"Prefiero hacer cosas por ellos que por la familia. Gran parte de mi familia ha entendido el cambio. Hemos decidido poner menos regalos para unos y otros" bajo el árbol de Navidad, sostuvo.

Leggett estaba comprando en la juguetería FAO Schwarz, con un presupuesto de hasta 300 dólares para gastar en regalos para sus sobrinos y los hijos de sus amigos. "No quiero quebrar la banca", sostuvo.

La temporada de compras de las fiestas se extiende hasta fines de año, aunque el grueso de las ventas se produce en vísperas de Navidad.

Pero las minoristas temen a una inminente recesión y el desempleo que podría generar. Esto podría tener un gran costo para estas empresas durante el periodo en el que pueden conseguir hasta 40% de sus ventas anuales.

Muchas comenzaron a ofrecer profundos descuentos en todo tipo de productos, desde ropa hasta electrónica, semanas antes del feriado de Acción de Gracias.

Los clientes dijeron que serían más cuidadosos al comprar regalos este año, un mensaje que también dieron a sus hijos.

"Estamos hablando de ser más conservadores para esta Navidad, teniendo en cuenta lo que están viviendo otras personas", comentó Ana Lewis, en compañía de tres de sus hijos.

"De todas maneras, soy una cazadora de ofertas. Pero el mayor impacto es para los niños, están más enterados", agregó.

Las minoristas, desde las cadenas de descuento como Wal-Mart Stores a las tiendas por departamentos como Macy's y los negocios de electrónica como Best Buy, comenzaban sus grandes ventas durante las primeras horas del viernes.

Los expertos predicen que esta podría ser la peor temporada de compras desde comienzos de la década del 1990, debido a que los estadounidenses, golpeados por la crisis inmobiliaria y crediticia, están recortando sus gastos en casi todo lo que no sea necesidades básicas.

"El gasto del consumidor en regalos para las fiestas bajará considerablemente", auguró Eric Anderson, profesor de marketing del Kellogg School of Management, de la Universidad de Northwestern.

"El Viernes Negro será el primer indicador de cuán malo será", agregó.

Ahora ve
No te pierdas