Banxico prevé mayor inflación en enero

El banco central indicó que el alza de precios en México tocará su punto más alto el mes entran Guillermo Ortiz dijo que estar conciente de los efectos que tendrá el país por la recesión mund
Guillermo Ortiz, gobernador de Banxico, ve un pico inflacion
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La inflación llegará a su punto más alto en enero de 2009, por lo que el Banco de México (Banxico) dijo que mantiene una política restrictiva para impedir mayores presiones sobre los precios al consumidor.

Advirtió que los costos de alimentos y administrados, como combustibles,  presionan los precios que en los últimos dos años se han comportado con mayores alzas.

“Vamos a tener una inflexión de la inflación, digamos que el pico será diciembre-enero, luego veremos una disminución”, dijo Guillermo Ortiz, gobernador del Banxico.

La inflación alcanzó el 6.2% a la primera quincena de noviembre, la mayor en los últimos años, mientras que el peso acumula una depreciación de más del 15%.

Analistas esperan que una vez que las presiones inflacionarias y sobre el peso disminuyan, el Banco de México pueda reducir su tasa de interés de fondeo, que actualmente se encuentra en 8.25%, para fomentar el crédito y el impulso a la economía.

“Las tasas siguieron bajando (la semana pasada) en un mercado plenamente convencido de que el Banco de México relajará su postura a inicios de 2009”, dijo en un reporte IXE, Casa de Bolsa.

Una reducción en las tasas de interés aumenta el crédito al consumo y la inversión.

“Estamos bien concientes de lo que pasa en una recesión a nivel mundial y que tendrá un impacto en México”, dijo Ortiz ante intermediarios bursátiles.

Banxico destacó que países emergentes como México no disponen de un gran margen para reducir tasas de interés como los países desarrollados, y prueba de ello es que naciones como Brasil, Chile, Colombia y Perú no han reducido el costo del dinero.

Sin embargo, Ortiz dejo ver que las tasas de interés podrían recortarse debido a que la desaceleración económica decrece los riesgos sobre los precios.

“La desaceleración  de la actividad económica permite suponer que las presiones inflacionarias irán también descendiendo gradualmente a los largo del próximo año, haciendo menos probable un escenario de ‘estanflación’ (recesión con inflación)”, dijo Ortiz.

Ahora ve
No te pierdas