Gasolina mexicana más cara que en EU

El precio del energético en México es 18.7% superior al de Estados Unidos, esto es, 1.20 pesos la Secretaría de Hacienda se comprometió ante empresarios a revisar los aumentos semanales.
Hacienda disminuye el subsidio a las gasolinas. (Archivo)  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Nuevamente los precios de las gasolinas en México superan a los de Estados Unidos.

En la primera semana de diciembre el precio promedio del litro de gasolina bajó a 1.81 dólares por galón, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), lo que significa unos 6.40 pesos por litro al tipo de cambio del viernes pasado.

Este precio es 18.7% superior al los 7.60 pesos por litro de gasolina Magna y de los 9.58 pesos de la gasolina Premium que se venden en México.

Desde julio pasado el Gobierno mexicano aceleró el incremento de los precios de las gasolinas debido a su dependencia del exterior y el alto costo del subsidio.

México importa alrededor del 40% de las gasolinas que consume, lo que con los altos precios del petróleo de meses recientes le implica erogar subsidios de entre 20,000 y 24,000 millones de dólares.

A excepción de los primeros meses de 2007, los precios de las gasolinas en México solían ser inferiores a los de Estados Unidos, gracias a los subsidios otorgados por el Gobierno.

A raíz del aumento en los precios del petróleo a mediados de este año, que superaron los 140 dólares y de un mayor consumo por el aumento del parque vehicular, México se vio en la necesidad de aumentar las importaciones y los precios a razón de tres centavos a la semana desde septiembre pasado.

“La idea (...) es que los precios de nuestras gasolinas vayan convergiendo poco a poco a los precios de las gasolinas internacionales”, explicó hace más dos meses Agustín Carstens, secretario de Hacienda al justificar los aumentos acelerados de los precios.

Sin embargo los precios internacionales del crudo han caído a 40.8 dólares por barril, su menor precio de los últimos 4 años, lo que se ha reflejado en bajas a las gasolinas, pero en Estados Unidos.

Los mayores aumentos a los precios del combustible han sido una de las principales preocupaciones del Banco de México para controlar la inflación, que a noviembre alcanzó el 6.2%, en parte por el desliz aplicado a los energéticos que impactaron en el transporte público y de mercancías.

Incluso, el máximo dirigente de la iniciativa privada, Armando Paredes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), demandó a la Secretaría de Hacienda una reducción de los costos de gasolinas y electricidad.

“El tema de las gasolinas lo va a revisar (Hacienda) y verán en cuánto queda (el aumento), y en tarifas eléctricas lo van a reducir”, dijo Paredes el viernes pasado tras una reunión privada con Carstens.

“Lo que estaría por revisarse es el desliz semanal, para que pase a mensual, porque los precios de los energéticos han bajado, pero siguen cotizándose en dólares y el tipo de cambio sigue presionado por lo que los costos no han bajado sustancialmente”, dijo por su parte César Castro, del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas (CAPEM).

El experto destaca que los incrementos continuarán, porque si bien se alcanzó una reducción en el subsidio al precio de la gasolina Premium, la cual ya no aumentó, el precio de la gasolina Magna mantiene el subsidio.

Analistas de Banamex Accival esperan que las gasolinas aumenten un 8.5% en todo el año, al tiempo que este energético representa un tercio del aumento general de los precios en los últimos meses.

De acuerdo a Banco de México el precio de la gasolina de bajo octanaje aumentó 6.25% y la de alto octanaje 7.63%, mientras que la inflación general fue de 5.78%.

Ahora ve
No te pierdas