Próspero 2009 para las inmobiliarias

La demanda de vivienda se mantendrá en México y habrá oportunidades para los desarrolladores; sin embargo, el sector se enfrentará a problemas de financiamiento y a una baja en la construcc
Los desarrolladores de vivienda en México no sufrirán tanto  (Foto: )
Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El 2009 no se augura como un año terrible para el sector inmobiliario mexicano.

En comparación con otros sectores o industrias, los desarrolladores de vivienda podrían no sufrir tanto la crisis financiera global, si pueden encontrar las oportunidades y analizar a su empresa para lograr ser proactivos, explicaron expertos durante un seminario de la consultora inmobiliaria Softec.

Los dos problemas claves que enfrentará el sector, explicó Gene Towle, socio director de la consultora Softec, son el financiamiento y la reducción en la construcción de nueva vivienda.

“Los desarrolladores que tengan mercancía para el próximo año, les estará yendo increíblemente bien”, dijo el especialista.

En julio de 2008 arrancaron 600 proyectos de vivienda cuando en otros años se comienzan entre 1,500 y 1,600. De los 5,000 proyectos que tiene registrados la consultora, la mitad estarán listos para venderse a mediados del 2009, estimó Towle.

La demanda se mantendrá estable y eventualmente lo que faltarán son proyectos de vivienda nueva. De ahí, concluyó el consultor, la importancia de que todos los actores de la industria en conjunto con el gobierno planeen a futuro. “Quien va a salir favorecido es quien se enfoque en su negocio”, dijo Towle. 

Los exponentes del seminario no negaron la crisis financiera global. Sin embargo, sí coincidieron que por primera vez México no tuvo nada que ver con su inicio y en que esto hace una diferencia.

“No sé qué hacemos en este entierro. No conocemos al muerto”, dijo Ernesto Cervera, socio consultor de Grupo de Economistas y Asociados (GEA), consultora económica y política.

Añadió que el mensaje fundamental es que, al ser una crisis a la que el país se enfrenta sin desequilibrios económicos, es más sencilla la salida; que hay que aprovechar la experiencia que ya se tiene en México para enfrentar estos momentos de volatilidad; y que lo peor que se puede hacer es negar que hay crisis y no encontrar las oportunidades que ésta presenta.

El sector inmobiliario puede mantenerse y no sufrir tanto, explicó, pues la clase media mexicana seguirá consumiendo y necesitando casas. “No estamos para rasgarnos las vestiduras en este momento”, dijo Cervera.

Otro aspecto positivo es que la crisis agarró al sector inmobiliario con capital. Los fondos de inversión inmobiliarios que han entrado a invertir en el sector en México tienen liquidez y buscan proyectos.

“La buena noticia es que el capital ya está. (…) La mala noticia es que para llegar a los rendimientos que piden los fondos de inversión se necesita financiamiento y es ahí donde está el cuello de botella”, dijo Sandor Valner, director general de Walton Street Capital Mexico, una empresa privada de inversión de valores en bienes raíces.

Valner explicó que los fondos privados internacionales buscan absoluta transparencia y tratan a las inmobiliarias como empresas públicas y se interesan en proyectos de un mínimo de entre 8 y 10 millones de dólares. Si una compañía desarrolladora mediana tiene interés en buscar a los fondos, puede hacerlo proponiendo que estos inviertan en una serie de proyectos, una mejor opción que unirse a otra desarrolladora de su tamaño.     

La lección que ha dejado hasta el momento la incertidumbre financiera en los inmobiliarios es que hay que pensar en el cliente primero, para darle lo que quiere y así mantenerse, dijo Víctor Manuel Requejo, director de Apoyo Integral Económico.

Añadió que para 2009 se puede esperar que el Infonavit llegue a dar crédito para 450,000 viviendas; el Fovisste alrededor de 100,000, mientras que los bancos y las Sofoles darán unas 140,000 hipotecas.

Quitando los créditos que se puedan duplicar, Requejo estimó que el total estará alrededor de las 580,000 hipotecas. Este número de construcciones se pueden lograr, dijo, el problema va ser que los desarrolladores sepan qué tipo de vivienda se va a estar buscando: interés social, mediana o vacacional.

El directivo añadió que, en 2009, el sector necesita hacer cosas diferentes y mejores, analizar a las empresas hacia dentro y encontrar las áreas de oportunidad.

“La liquidez es más importante que la utilidad. Sin utilidad la empresa puede seguir viviendo, pero sin liquidez está muerta”, dijo, esta es una lección de lo que ha pasado y hay que verlo con confianza, añadió.

Si se planea, coincidieron los expertos, se puede encontrar oportunidades y no llegar a quebrar al sector.

Ahora ve
No te pierdas