China promete rebajar los impuestos

Los líderes chinos acordaron aumentar el gasto público y disminuir la carga tributaria; el objetivo es estimular la demanda doméstica para mantener el crecimiento económico.
PEKÍN (CNN) -

Los líderes chinos concluyeron el miércoles un encuentro de estrategia, con la promesa de incrementar el gasto público y rebajar los impuestos a fin de promover la demanda doméstica en la cuarta mayor economía del mundo.

La Conferencia Central de Trabajo Económico, al juzgar que la economía se dirige a un período aún más turbulento a medida que se propaga la crisis financiera global, estableció la búsqueda de un crecimiento constante como la principal prioridad para el 2009, reportó la radio estatal.

"Los requisitos generales para el trabajo económico del próximo año son mantener un crecimiento económico estable pero rápido por medio del impulso de la demanda doméstica", concluyó el encuentro, de acuerdo con el resumen de la radio.

También dijo que la conducción reafirmó la política china de mantener el tipo de cambio del yuan básicamente estable, en un nivel razonable y equilibrado.

Sin embargo, el encuentro acordó la necesidad de tomar medidas, que no fueron detalladas, para estabilizar la demanda externa.

Previamente el miércoles, China reportó caídas imprevistas tanto de las exportaciones como de las importaciones en noviembre desde los niveles de hace un año, ante un repentino desplome de la economía.

"En el presente, la operación económica de China enfrenta mayores dificultades", dijo la radio. "Las presiones a la baja sobre la economía se incrementan".

El reporte no mencionó ninguna meta numérica para el crecimiento en el 2009, pero los medios estatales han dicho que las autoridades harán todo lo posible para "proteger el ocho".

Esta es una referencia al ritmo de crecimiento del 8% ampliamente considerado como necesario para crear suficientes empleos para las millones de personas que entran a la fuerza laboral todos los años.

La actividad se expandió el 11.9% en el 2007, el quinto año consecutivo de crecimiento de dos dígitos. Pero la tasa de crecimiento se ha desacelerado abruptamente en meses recientes y el Banco Mundial ahora proyecta un aumento de sólo un 7.5% en 2009.

Para apuntalar el crecimiento, el Gobierno chino ya lanzó un plan de estímulo de 4 billones de yuanes (586,000 millones de dólares) el 9 de noviembre y el banco central rebajó las tasas de interés poco después, en 1.08 puntos porcentuales, el cuádruple de sus recortes habituales.

Ahora ve
No te pierdas