El dólar cae a mínimos de siete semanas

El euro alcanzó un máximo en la sesión de 1.3405 por billete verde, antes de ceder a 1.3336; la búsqueda de seguridad y los datos económicos débiles afectaron a la moneda estadounidense.
NUEVA YORK (CNN) -

El dólar cayó este jueves a mínimos de siete semanas contra el euro y el yen, ya que la búsqueda de seguridad disminuyó y los inversores comenzaron a contabilizar las ganancias de fin de año tras meses de una compra sostenida del dólar. Datos económicos débiles divulgados el jueves en Estados Unidos también pesaron sobre el dólar.

La solicitudes iniciales de beneficios por desempleo subieron a una cifra ajustada estacionalmente de 573,000 en la semana que finalizó el 6 de diciembre, el nivel más alto desde noviembre de 1982, cuando 612,000 trabajadores presentaron peticiones nuevas de subsidio por desempleo.

El déficit comercial estadounidense, mientras tanto, se amplió inesperadamente en octubre, con las importaciones desde China subiendo a un nuevo máximo, mientras que los precios de las importaciones estadounidenses descendieron un 6.7% el mes pasado tras un declive de 5.4% en octubre.

Las condiciones de transacciones estrechándose al acercarse el fin de año empujaron a los inversores hacia el euro, que lleva tasas de interés de un 2.5%, superior no sólo a las tasas de Estados Unidos sino también a las de Gran Bretaña, Japón y Suiza, donde los bancos centrales redujeron las tasas en medio punto porcentual a 0,5 por ciento el jueves.

"La historia cambió esta semana hacia un mayor enfoque sobre el rendimiento", dijo Boris Schlossberg, director de investigación cambiaria de GFT Forex en Nueva York. Con el Banco Nacional Suizo recortando las tasas el jueves y la Fed contemplando recortes de tasas la próxima semana, "el euro es la única belleza del baile", agregó.

El euro alcanzó un máximo en la sesión de 1.3405 dólares, su mayor nivel en siete semanas, antes de ceder a 1.3336. En el día, subió un 2.5%, su mejor ganancia diaria desde comienzos de noviembre.

El euro también subió un 1% a 88.87 peniques, apenas por debajo de un máximo de 89.08 peniques, y un 1.4% a 122,24 yenes.

Los diferenciales de tasa implícitos también se movieron a favor del euro después que el miembro de la junta ejecutiva del Banco Central Europeo Juergen Stark dijera el miércoles por la noche que el banco no tenía demasiado espacio para maniobrar con las tasas luego de haberlas rebajado un 1.5% la semana pasada.

El jueves, Axel Weber, presidente del Bundesbank, también trató de enfriar aún más las expectativas de un recorte de la tasa por parte del BCE, diciendo a un diario alemán que "deberíamos ser cautelosos cuando nuestras tasas de interés entren en un territorio nunca explorado antes".

Las tasas del BCE nunca han estado por debajo del 2%.

La libra esterlina subió un 1.5% a 1.5004 dólares, mientras que el dólar cayó a 91.18 yenes, el nivel mas bajo en siete semanas y no muy lejos de su nivel más bajo desde 1995. Se negoció con un descenso del 0.9% en al final de la sesión, a 91.75 yenes.

 

Ahora ve
No te pierdas