La industria mexicana aún espera lo peor

La recesión en EU todavía no se ha reflejado por completo en la actividad industrial del país; el sector no ha crecido desde mayo de 2008 y su productividad está en ceros desde enero a octub
La productividad industrial ha estado en ceros los primeros  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La actividad industrial de México ha pasado la mitad del año entre fuertes caídas de productividad, pero el golpe fatal aún está por venir, como resultado de la recesión en Estados Unidos, dijeron analistas.

El sector industrial mexicano, que vende desde artículos electrónicos hasta automóviles de lujo a Estados Unidos, no ha crecido desde mayo de este año y su productividad está en ceros en los primeros 10 meses del año.

Con Estados Unidos en recesión, los analistas ven aún más nubarrones en la situación del sector, incluso pese a que podría recibir el empuje de un ambicioso plan de gasto en infraestructura que el Gobierno tiene preparado.

"Las expectativas apuntan a que la tendencia negativa se seguirá presentando en los reportes de lo que resta del año y los del primer semestre del próximo (...) y con la probabilidad firme de ver mayores caídas hacia mediados de 2009", dijo el grupo financiero Ixe en un reporte.

La industria mexicana está débil, principalmente por menores ventas de petróleo y de productos manufacturados a Estados Unidos, pero a los analistas también les preocupa que la construcción ya muestra tres meses de estancamiento.

Cero empleo

El gobierno mexicano busca contarrestar el freno económico que viene de Estados Unidos, destino de casi 80% de las exportaciones mexicana totales, aplicando más gasto en obras internas como carreteras y puentes.

No obstante, sus efectos tardarán en impulsar al resto de la economía interna, con un efecto devastador en el ritmo de negocios de las empresas y despidos aun más cuantiosos.

"La actividad en México podría caer, a pesar del mayor gasto que contempla ejercer el Gobierno federal en 2009", dijo Ricardo Aguilar, de la casa de bolsa INVEX. "La posibilidad de una recesión en el país limita o incluso frena la capacidad expansiva de las empresas", agregó.

Las atribuladas armadoras de autos instaladas en México de General Motors, Ford y Chrysler ya anunciaron paros técnicos y despidos de personal, mientras esperan un paquete de rescate a sus corporativos en Detroit que las salve de la quiebra.

Incluso en el sector siderúrgico, la acerera Altos Hornos de México (AHMSA) anunció este mes que recortaría hasta 12,000 empleos.

El economista en jefe para Norteamérica del banco español BBVA, Jorge Sicilia, no espera una creación de empleos en México en el 2009.

Por su parte, el banco Banamex -filial mexicana de Citigroup - dijo que tras la caída en noviembre del 2.7% en la actividad industrial, su pronóstico de crecimiento económico del 1.0% en el cuarto trimestre está en riesgo de ser menor.

El Gobierno mexicano espera que la economía se desacelere este año a un 2.0%, para después aminorar el ritmo en el 2009 a una expansión del 1.8%.

Pero en los últimos días, los ajustes de los analistas colocan al crecimiento mexicano entre una expansión del 1.5% y una caída del 1.7% en 2009.

Ahora ve
No te pierdas