Peso mexicano se deprecia 20.96% en 2008

La moneda cerró la última sesión del año con una ganancia de un 0.14% a 13.80 pesos por dólar; osciló en un rango de 13.8050/13.95 por divisa estadounidense.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El peso mexicano cerró el miércoles con una ganancia de un 0.14% en una jornada volátil y de pocas operaciones, pero despidió el 2008 con una depreciación anual del 20.96% derivada de la crisis financiera global.

 

La moneda mexicana en su valor referencial a 48 horas ganó 2.00 centavos a 13.8050/13.8150 pesos por dólar y, de acuerdo con cifras del banco central, osciló en un rango de 13.8050/13.9500 por divisa estadounidense.

 

"Realmente no hay nada, lo que ocurre hoy (miércoles) en los mercados no es real ante la escasa participación por el fin de año", dijo un operador.

 

El pasado 6 de octubre, la moneda mexicana sufrió la peor caída en una jornada diaria desde marzo de 1995, de un 6.43%, para ubicarse en niveles de 11.9750/11.9800 pesos por dólar, en medio de la turbulencia financiera global.

 

En un intento por detener el desplome, el Banco de México (central) comenzó un programa de subastas de dólares con cargo a sus reservas internacionales, que a la fecha suma un total de 15,178 millones de dólares asignados.

 

Sin embargo, el peso siguió debilitándose ante los persistentes temores de una profunda recesión global y terminó el año cediendo casi tres pesos frente a la divisa estadounidense.

 

La severa depreciación de la moneda en el 2008 contrasta con la baja del 1.01% que vio el año anterior.

 

En su valor 24 horas, el peso ganó el miércoles 2.00 centavos a 13.8030/13.8050 por dólar y en su valor mismo día cerró previamente con una caída de 13.00 centavos a 13.8765/13.8785 por dólar.

 

"Esperamos que la tendencia de depreciación se mantenga en el transcurso del próximo año", comentó por su parte Invex Grupo Financiero en un reporte.

 

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 13.50 por dólar a la compra y 14.00 por dólar a la venta.

Ahora ve
No te pierdas