Miles de tiendas desaparecerán en 2009

Las bajas ventas amenazan el negocio de numerosos minoristas estadounidenses; expertos predicen el cierre de hasta 14,000 tiendas en el transcurso del año.
Cadenas minoristas  (Foto: AP)
Parija B. Kavilanz -

  Las bajas ventas del 2008 atormentarán a los minoristas estadounidenses en el 2009, pues según advierten los expertos la pésima temporada de ventas navideñas detonará un efecto dominó de cierres y quiebras.

"Habrá un cambio radical en el panorama del sector minorista" afirma Nina Kampler, vicepresidenta de Hilco Real Estate, gestora de propiedades de minoristas.  De acuerdo a Kampler, muchos centros comerciales ya dejan ver locales vacíos luego de que varias tiendas importantes se declararan en bancarrota en 2008.

Según las proyecciones de Michael Burden, director de la consultora Excess Space Retail Services (entre cuyos clientes están Wal-Mart, Home Depot, J.C. Penney y Sears) cerca de 14,000 tiendas cerrarán en 2009. "El mayor número de cierres jamás registrado", con estados como Nevada, California y Florida encabezando la lista.

Asimismo, el  International Council of Shopping Centers estima que el cierre de cadenas de tiendas puede superar la cifra de 3,100 sólo en la primera mitad del año.

"Se trata de sobrevivir. Los minoristas verdaderamente tendrán que luchar por mantenerse en el negocio y hacer lo necesario para llegar al 2010" sostiene Burden, y eso podría significar cerrar tiendas con bajos rendimientos, someterlas a reestructura por bancarrota e incluso reducir su tamaño o llevarlas a otro local.

"Veremos muchas sacudidas en la industria" añade, y apunta que ningún sector estará a salvo. "Ropa, muebles para el hogar, electrónica, artículos de lujo... todos habrán de cerrar tiendas" indica Burden.

El impacto en los consumidores

En este escenario el consumidor se encontrará con menos tiendas y quizá menor variedad de marcas en las estanterías. "Los minoristas de todo el país están sintiendo cómo se recorta enormemente el gasto del consumidor, hacia el final del día vemos cómo las personas compran cada vez menos, sólo compran lo que necesitan, no lo que quieren" afirma Kampler.

Esta caída en el gasto, que comenzó desde principios del 2008, ya se ha cobrado la vida de varias cadenas nacionales importantes: Linens 'n Things, Steve & Barry's, KB Toys, Whitehall Jewelers y Shoe Pavilion, entre otras. Y de acuerdo a los expertos, más cadenas desaparecerán a medida que el año avance.

Ante las bajas ventas y el poco tráfico en los centros comerciales, uno de los grandes retos para los vendedores son los costos de alquiler de local. Es decir, el monto de la renta de un local comercial está proporcionalmente relacionado al volumen de ventas que genera ese lugar.

Según dice Kampler, en un entorno ideal los costos de alquiler deberían representar el 10% de las ventas del minorista, pero "una vez que estos costos alcanzan el 20 o el 25% de las ventas, estás en problemas, no puedes llevar un negocio con esas cifras."

La opción de la bancarrota, que antes permitía a las empresas reestructurar su deuda y reorganizar sus operaciones, ahora no parece ayudarlas a sobrevivir, pues muchos minoristas que se han declarado en quiebra en 2008 finalmente han enfrentado la liquidación, apunta Kampler.

Burden concuerda con ella, "las empresas no están consiguiendo financiamiento", y aunque históricamente los minoristas han optado por cerrar el 10% de sus tiendas, ahora el nerviosismo que afecta a la industria los ha llevado a considerar el cierre del 25 al 30% de su base de tiendas.

"Menos tiendas significa obviamente menos opciones para los consumidores. Creo que toda la economía de consumo será recalibrada. Es algo que no se ha hecho en décadas. Creo que habrá que calibrar la conducta del consumidor y las proyecciones a tres años" sostiene Kampler.

Aunque este trago es inevitable y golpeará la economía en términos de empleo, Kampler espera que modifique la mentalidad consumista estadounidense: "Los consumidores están acostumbrados a tener 50 camisetas, 10 pares de pantalones y 6 pares de tenis. ¿Realmente necesitamos todo eso? Al final todos compraremos menos."

Ahora ve
No te pierdas