El plan de Obama impulsa al dólar

El billete verde ganó al euro y el yen gracias a un paquete de estímulo estadounidense; a finales de la sesión en Nueva York, el euro bajó un 2.1% en el día a 1,3587 dólares.
NUEVA YORK (CNN) -

El dólar registró fuertes ganancias frente al euro y el yen el lunes, alentadas por un paquete de estímulo estadounidense y crecientes expectativas de recortes en las tasas de interés de parte de los principales bancos aparte de la Reserva Federal. Los inversores acogieron las noticias de que el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama está solicitando nada menos que 310,000 millones de dólares en recortes tributarios como parte de un paquete de estímulo propuesto que podría tener un valor de hasta 775,000 millones de dólares.

"La combinación de recortes de impuestos, gasto en infraestructura y la creación de empleos bajo el paquete de estímulo de Obama alivia parte del dolor de la recesión económica en la cual nos encontramos", dijo Ron Simpson, director de investigación cambiaria de Action Economics en Tampa, Florida.

"La Reserva Federal y el Tesoro de Estados Unidos están siendo proactivos en lidiar con la crisis. Considero que en alguna circunstancia, los esfuerzos de Estados Unidos harán cambiar a la economía más rápidamente que en muchos otros países y eso será positivo para el dólar", agregó.

El yen, por otra parte, cayó a su nivel más bajo en tres semanas contra el dólar en medio de mejorado apetito por el riesgo, con precios de oferta y la esperanza de una recuperación económica global para este año sugiriendo ganancias en las acciones europeas y japonesas.

El euro, mientras tanto, alcanzó su nivel más bajo en tres semanas contra el dólar, con la inflación italiana y española más baja que lo esperado y los recortes impositivos en Alemania ejerciendo una creciente presión sobre el Banco Central Europeo para recortar las tasas de interés aun más.

Los analistas dijeron que la recuperación del euro en diciembre era demasiado rápida, dado el débil estado de la economía en la zona del euro.

A finales de la sesión en Nueva York, el euro bajó un 2.1% en el día a 1,3587 dólares, habiendo alcanzado más temprano 1,3548 dólares, su menor nivel desde mediados de diciembre, de acuerdo con datos de Reuters.

Pérdidas pronuncias en el euro también han ayudado a la libra esterlina a recuperarse de sus recientes perdidas contra la divisa de la zona del euro. La semana pasada, la libra esterlina alcanzó su nivel histórico más bajo contra el euro y parecía estar dirigiéndose hacia una paridad.

El euro cayó vertiginosamente contra la libra a 92.44 peniques. Más temprano, había alcanzado 92.29 peniques, según datos de Reuters, también el nivel más bajo desde mediados de diciembre.

El euro también se debilitó después que el vicepresidente del BCE, Lucas Papademos, dijera el domingo que se podrían necesitar mayores recortes para proteger a la economía de la zona del euro de una recesión.

"Sus comentarios han minado parte del atractivo del euro, lo que sugiere que algunas tasas de préstamos podrían caer agresivamente en los próximos meses, lo que es levemente un cambio radical a los comentarios recientes de otro funcionario del BCE, que había sugerido una resistencia al recorte de tasas tan agresivamente como Estados Unidos", dijo Omer Esiner, analista en jefe de los mercados de Ruesch International en Washington.

Las cifras del lunes mostraron que el crecimiento del precio al consumidor según los estándares de la UE disminuyeron en diciembre, mientras que datos similares españoles indicaron que la inflación cayó al nivel más bajo en 10 años.

Estas cifras agregan presión sobre el BCE para que recorte las tasas aun más cuando se reúna la semana próxima para decidir sobre la política monetaria en el bloque con una divisa única. Los mercados han estimado un recorte de medio punto porcentual a 2%.

Los inversores también ven la probabilidad de una caída más pronunciada en los costos de financiamiento a 1.7%.

"El presidente del BCE (Jean Claude) Trichet ha minimizado los riesgos de una deflación, describiendo los riesgos como un efecto de base temporarl, (pero) las condiciones monetarias actualmente se están endureciendo", dijo el Bank of Tokyo-Mitsubishi en una anota a sus clientes.

"El endurecimiento de las condiciones forzaría al BCE a actuar más agresivamente de lo que actualmente se espera, provocando una renovada caída en la tasa euro/dólar", agregó.

Contra el yen, el dólar subió a 93.56, de acuerdo con datos de Reuters, su nivel más alto desde el 8 de diciembre. Estuvo previamente a 93.92 yenes, un alza del 1.2%. La unidad japonesa había aumentado cerca de un 19% el pasado año contra el dólar, mientras que los inversores vendían todos los activos riesgosos financiados con las tasas baratas del yen.

 

Ahora ve
No te pierdas