Europa teme por escasez de gas

El conflicto energético entre Rusia y Ucrania amenaza con dejar sin suministros al continente; la Unión Europea depende de Rusia para obtener un cuarto del gas que consume.
gas  (Foto: AP)
MOSCÚ (CNN) -

El agravamiento el martes de la disputa por gas entre Rusia y Ucrania redujo los suministros a Turquía y a varios países europeos, amenazando con caídas del abastecimiento en lugares tan al oeste del continente como Italia y Alemania.

En un comunicado, el monopolio ruso de exportación de gas Gazprom dijo que el martes envió 65 millones de metros cúbicos a Europa, o una baja del 78% frente a los 300 millones de metros cúbicos que transportaba antes de que el 1 de enero cortara el suministro a Ucrania.

El jefe de la firma estatal de energía de Ucrania dijo que volaría el jueves a Moscú.

La Unión Europea, que depende de Rusia para obtener un cuarto del gas que consume, instó a Moscú y a Kiev a hallar una solución esta semana.

Bulgaria, Turquía, Macedonia, Grecia y Croacia dijeron que los flujos del gas ruso que pasan por Ucrania se detuvieron, creando lo que Bulgaria calificó como una "situación de crisis" en medio del invierno.

Austria y Rumania han recibido 90 y 75% menos de gas ruso, respectivamente. Firmas de energía de Alemania advirtieron de que podría haber escasez de gas en la mayor economía de Europa si la disputa continúa y persisten las temperaturas bajo cero.

"Nuestras posibilidades llegarán a un límite si estos recortes drásticos de las importaciones se prolongan y las temperaturas siguen tan bajas," dijo el presidente ejecutivo de E.ON Ruhrgas, Bernhard Reutersberg.

Gazprom sólo puede garantizar que entregara el martes 7 millones de metros cúbicos de gas a Italia, menos del 20% de lo esperado, dijo una fuente italiana. El ministerio de Industria dijo que Roma estaba planeando incrementar las exportaciones de gas de otros proveedores.

Rusia y Ucrania se culpan de la crisis, que llega en pleno invierno europeo y ha extendido la alarma por el continente.

Eslovaquia declarará el estado de emergencia, informó la agencia de noticias checa CTK. Polonia redujo los suministros de gas a los clientes industriales.

La República Checa, que ejerce actualmente la presidencia rotativa de la UE, dijo que estaba considerando la "opción extrema" de una cumbre de la UE, Rusia y Ucrania.

"Sin embargo, esto todavía no está sobre la mesa porque insistimos en que las dos partes deben alcanzar un acuerdo", sostuvo el primer ministro, Mirek Topolanek.

La disputa amenaza con empeorar las relaciones de Rusia con países occidentales, que ya son frágiles después de la guerra con Georgia del año pasado.

La fuerte dependencia de Europa de la energía rusa - y la vulnerabilidad a las interrupciones de suministros - fue subrayada cuando Moscú redujo los volúmenes a Ucrania en el día de Año Nuevo luego de no lograr alcanzar un acuerdo con Kiev por los precios del gas.

Rusia y Ucrania han chocado reiteradamente por otros asuntos, particularmente el deseo de los líderes pro occidentales de Ucrania de unirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El conflicto entre Moscú y Kiev, que ya lleva seis días, escaló dramáticamente el lunes cuando el primer ministro ruso, Vladimir Putin, ordenó a Gazprom reducir los despachos de gas a Europa que atraviesan Ucrania en alrededor en un sexto, equivalente al total que Moscú dice que Kiev roba.

La preocupación por el suministros de gas a Europa y la operación militar de Israel en Gaza han impulsado los precios del petróleo a un máximo de tres semanas de casi 50 dólares por barril.

Rusia, cuya principal exportación es el petróleo, se beneficia de una recuperación de los precios.

Ahora ve
No te pierdas