Obama pone lupa al gasto de EU

El presidente electo nombró a Nancy Killefer en un nuevo cargo que controlará los gastos federales. el Congreso estimó que el gobierno de Obama heredará un déficit fiscal récord de 1.2 bdd.
El nuevo presidente deberá aprobar un paquete de estímulo pa
WASHINGTON (AP) -

El presidente electo Barack Obama dijo el miércoles que la reforma de los cuantiosos programas del gobierno -como los beneficios sociales y el seguro médico Medicare- serán "una parte central" de sus esfuerzos para controlar los gastos federales.

Obama anunció asimismo el nombramiento de Nancy Killefer como directora de desempeño de su gobierno, un nuevo cargo en la Casa Blanca destinado a eliminar gastos superfluos y mejorar la eficiencia.

Tras observar que la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO por sus siglas en inglés) acaba de calcular que heredará un déficit de 1.2 billones de dólares para el año fiscal 2009, el presidente electo prometió eliminar los gastos innecesarios.

Por primera vez, Obama ofreció un cálculo para su plan económico masivo destinado a crear empleos y sacar al país de la recesión. Sus asistentes dijeron que costará unos 775.000 millones de dólares en dos años. Economistas independientes estimaron que podría ascender a 1.2 billones.

"Anticipamos que (la cifra) se acercará al tope de nuestros cálculos, pero que no será tan alta como algunos economistas recomendaron debido a las restricciones y preocupaciones que tenemos sobre el déficit existente", dijo Obama.

En la breve conferencia de prensa, Obama remitió al presidente George W. Bush las cuestiones en el conflicto entre Israel y Hamas. Pese a que ha incursionado en cuestiones nacionales, Obama se ha abstenido de comentar sobre el conflicto insistiendo en que dejará que el actual presidente lidie con las cuestiones de política exterior hasta la toma de posesión el 20 de enero.

"No podemos tener dos gobiernos manejando simultáneamente la política exterior. Sencillamente no podemos hacer eso", afirmó. "El silencio no es consecuencia de una falta de preocupación. Por cierto no es silencio".

De todos modos Obama se manifestó "profundamente preocupado" por el conflicto y dijo que es informado regularmente sobre su desarrollo.

Al nombrar a Killefer, Obama prometió examinar el presupuesto federal para eliminar lo que no funcione y mejorar lo demás para "poner al gobierno al lado de los contribuyentes". Agregó: "no podemos seguir manteniendo los métodos antiguos cuando sabemos que hay otros nuevos y más eficientes".

Killefer, directora de una firma asesora que fue subsecretaria del tesoro del presidente Bill Clinton, trabajará con las agencias federales para establecer normas de desempeño y hacer que los titulares de éstas den cuenta de sus progresos.

Mientras tanto, Obama pasa su primera semana en Washington promoviendo su cuantioso plan de estímulo económico, que implicará gastos para crear empleos y estimular la economía.

Ahora ve
No te pierdas