La recesión duraría años: Obama

El presidente electo busca la aprobación de un plan de ayuda para reactivar la economía de EU; aseguró que si no se aplican algunas medidas la debacle económica podría prolongarse.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, buscará este jueves fortalecer el respaldo para un masivo paquete de estímulo fiscal, al advertir que el país podría seguir estancado en una recesión por años si no se toman medidas audaces.

Obama, quien asumirá el 20 de enero, promete fijar un nuevo curso para la economía y actuar rápidamente a fin de endurecer el sistema de regulación de las finanzas.

"Creo que no es demasiado tarde para cambiar el curso, pero lo será si no tomamos medidas drásticas tan pronto como sea posible", dijo el presidente electo demócrata, en un pasaje de un discurso que dará más tarde este día.

"Si no se hace nada, esta recesión podría durar años. La tasa de desempleo podría llegar a los dos dígitos", agregó.

Obama pronunciará su discurso en la Universidad George Mason de Fairfax, Virginia.

Mientras se prepara para suceder al presidente George W. Bush en menos de dos semanas, Obama heredará una economía que ha estado en recesión por más de un año.

El presidente electo y sus asesores han estado trabajando con el Congreso de Estados Unidos para definir un plan de estímulo de dos años que podría totalizar más de 775,000 millones de dólares.

En los pasajes del discurso, Obama dice que el costo del paquete de recortes de impuestos y medidas de gasto que él está proponiendo sería "considerable", pero que es necesario para que la economía no se hunda en un círculo vicioso de consumo débil, pérdidas de empleos y un mayor ajuste del crédito.

Además del paquete fiscal, Obama pidió nuevas medidas para restablecer la confianza en el sistema financiero y para restaurar el funcionamiento aceitado de los mercados del crédito, actualmente congelados.

Obama prometió actuar rápidamente para reformar el marco regulatorio de Wall Street y para tomar medidas contra los "malhechores" que explotan las zonas grises de la regulación, en una aparente referencia al supuesto fraude de 50,000 millones de dólares en el que está involucrado el financista Bernard Madoff.

 

Ahora ve
No te pierdas