Rusia y UE pactan libre tránsito de gas

Funcionarios de ambos gobiernos acordaron supervisar el tránsito de gas ruso a través de Ucrania; recientemente Rusia cerró el pasó del combustible reduciendo el abasto a más de 12 países europeos.
Gas
NOVO-OGARYOVO, Rusia (AP) -

Funcionarios rusos y de la Unión Europea firmaron este 10 de enero un acuerdo sobre la supervisión del tránsito del gas ruso a través de Ucrania. El acuerdo, una condición crucial para la reanudación del abastecimiento de gas ruso a Europa, aún requiere la firma de Ucrania para entrar en vigencia.

Los funcionarios lo aprobaron luego de conversaciones entre el premier ruso Vladimir Putin y su colega checo Mirek Topolanek, cuyo país ejerce la presidencia rotativa de la UE.

Los controladores europeos llegaron a Ucrania el viernes para examinar las operaciones de los suministros de gas y actuar como árbitros en una batalla económica entre las dos potencias ex soviéticas.

Sin embargo, los envíos de gas fueron inexistentes el sábado debido a la disputa entre ambos países, que continúan sin ponerse de acuerdo en los detalles del acuerdo sobre operaciones de control europeas.

"Espero que usted tenga éxito en persuadir a nuestros socios ucranianos para que firmen los documentos que reanudarán un mecanismo de tránsito de nuestro gas a través de Ucrania", dijo Putin en su casa de los suburbios de Moscú durante el inicio de su conversación con Topolanek.

Gazprom, el gigante ruso de gas natural, frenó el envío de suministros de gas a Ucraina el 1 de enero, después que de las negociaciones sobre un nuevo contrato para el negocio fracasaran.

Rusia acusó después a Ucrania de desviar el gas destinado a Europa. El miércoles cerró los mecanismos de transporte de gas a través de Ucrania, reduciendo de manera significativa el suministro de gas a más de una docena de países europeos que se enfrentan a una oleada de frío invernal.

Una disputa comercial debido a precios y transporte de gas provocó la crisis actual, pero las relaciones entre los dos vecinos se deterioran cuando la revolución Naranja de 2004 en Ucrania instaló un gobierno pro occidental en Kiev.

Rusia, que provee casi una cuarta parte del suministro de gas europeo, la mayoría transportado a través de Ucrania, asegura que los controladores europeos son necesarios para prevenir el supuesto robo de suministros destinados a Europa. Kiev niega rotundamente las acusaciones.

Ahora ve
No te pierdas