Los bancos centrales ven mejora en 2010

Los principales banqueros centrales del mundo esperan un freno económico significativo este año; el BCE previó un efecto positivo por la baja en los petroprecios y el gasto extra de los gobiernos.
Jean Claude Trichet
BASILEA (CNN) -

La actividad mundial se desacelerará significativamente este año, con contracciones en las mayores economías, pero debería recuperarse en el 2010, dijeron el lunes los principales banqueros centrales.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet resumió las conversaciones de los funcionarios diciendo que el restablecimiento de la confianza era crucial, en momentos en que los mercados emergentes se unen al mundo industrializado en sufrir el impacto de la crisis financiera.

Trichet presidió las discusiones sobre la economía mundial en un encuentro del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés).

"La economía global se desacelerará significativamente en el 2009, con cifras negativas en las economías industrializadas", dijo Trichet al resumir las discusiones.

"También se destacó que 2010 debe ser el año de la recuperación. Esa fue una de las conclusiones que podemos sacar de esto".

Trichet dijo que la baja en los precios del petróleo, un gasto extra de los gobiernos y las medidas de los bancos centrales para impulsar las economías tendrían un impacto positivo en el largo plazo.

"Esa fue una de las razones por las cuales globalmente tenemos la sensación de que el 2010 es el año de la recuperación, de una recuperación significativa", sostuvo.

Los grandes bancos centrales han recortado sus tasas de interés en los últimos meses, al tiempo que la crisis financiera ha alcanzado a los mercados emergentes y ha arrastrado a las grandes economías, incluyendo Japón, Estados Unidos y la zona euro, a la recesión.

Trichet dijo que las acciones de los bancos centrales y de los gobiernos han servido para evitar un derrumbe de los mercados, pero éstos no han asumido totalmente los efectos de las medidas emprendidas.

"En la situación actual, más que nunca la confianza es esencial. (Una) gran parte de la desaceleración que se está viendo proviene del canal de confianza. Es importante para todas las autoridades hacer lo apropiado para preservar, reforzar la confianza", afirmó.

Aparte, los banqueros presentes, entre ellos Ben Bernanke de la Reserva Federal de Estados Unidos y el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, no analizaron medidas coordinadas no convencionales para mejorar la situación del mercado, agregó.

Trichet no efectuó comentarios sobre las tasas de interés del BCE antes de la reunión del consejo de la entidad el jueves sobre política monetaria. Los expertos prevén una reducción de las tasas, actualmente las más altas del G7, de unos 50 puntos básicos.

Del encuentro de Basilea también participó el titular del banco central de China, Zhou Xiaochuan, que reconoció que el desempeño de la economía estará a merced de los factores externos.

"La mayoría de las personas cree que (el crecimiento económico del 8% en el 2009) es una meta razonable pero nosotros sabemos que tenemos que mirar la situación internacional", dijo Zhou.

Ahora ve
No te pierdas