China disminuye su comercio exterior

Las exportaciones e importaciones del país asiático bajaron en 2.8% y 21.3% en diciembre; analistas prevén que en 2009 las exportaciones caigan 20% en contraste con el alza de 17.2% en 2008.
PEKÍN (CNN) -

Las exportaciones y las importaciones de China bajaron en diciembre por segundo mes seguido, una señal del grave impacto de la crisis financiera sobre la cuarta mayor economía del mundo, que aumenta la presión para que Pekín proteja mejor el empleo.

La reducción de 2.8% en las exportaciones respecto del mismo período del 2007 fue muy baja en comparación con las disminuciones que registraron para diciembre los vecinos Taiwán y Corea del Sur, de 42% y 17.4%, respectivamente.

Pero varios economistas dijeron que el colapso de la demanda en Estados Unidos y Europa probablemente alcance a China en breve, lo que podría obligar a Pekín a tomar nuevas medidas destinadas a proteger las industrias exportadoras, clave para la nación asiática.

Ma Xiaoping, economista de HSBC en Pekín, dijo que ella anticipaba una reducción de las exportaciones a un ritmo anual de un 20% en los próximos meses, un fuerte contraste con el incremento de 17.2% que disfrutó China en todo el 2008.

"Sólo basta con mirar el desplome de las exportaciones de Taiwán y Corea del Sur", dijo Ma. "Los exportadores chinos están en una posición similar a ellos, y no se puede prever que a China le vaya muy bien cuando todos los demás están en problemas".

Las importaciones de diciembre del 2008 fueron un 21.3% menores que las del último mes del 2007, una caída aún más pronunciada que la de 17.9% observada en noviembre, dijo en su sitio Web la Administración General de Aduanas de China.

"La debilidad de las importaciones no petroleras sugiere una rebaja paralela en la demanda doméstica, o que los exportadores (en sus pedidos de partes de Japón, Corea y Taiwán para ensamblarlas luego en China) anticipan una mayor debilidad de las exportaciones este año, o ambas cosas", dijo Charles Dumas de Lombard Street Research, una consultoría de Londres, en un informe.

El derrumbe de los precios del petróleo y otras materias primas ha reducido el costo de las materias primas que debe pagar China en meses recientes, pero Lu Zhengwei, economista del Industrial Bank de Shanghái, coincidió con que la baja de las importaciones también apunta a un debilitamiento de la demanda doméstica.

"En estos momentos la economía real enfrenta desafíos serios", dijo. "China tiene que impulsar las exportaciones para reducir el desempleo y la inestabilidad social".

El cierre de decenas de miles de firmas exportadoras en la costa china ha costado los empleos de un total estimado de 10 millones de trabajadores migrantes en meses recientes, preocupando a los líderes del Partido Comunista que dependen del fuerte crecimiento económico para apuntalar su legitimidad política.

El cuadro desfavorable sobre la economía que pintaron los datos del comercio afectó a la Bolsa de Shanghái, que bajó el 1.95%.

Debido a la reducción de las importaciones, China se anotó un enorme superávit comercial en diciembre, de 38,980 millones de dólares, muy cerca del récord de 40,100 millones de dólares del mes anterior.

En todo el 2008, el superávit creció a un máximo de 295,460 millones de dólares desde 262,200 millones de dólares en el 2007.

Ahora ve
No te pierdas