El peligro de dejar las tasas en cero

La inflación no parece preocupar a la Reserva Federal de EU, pero la bestia está hibernando; y conservar las tasas a niveles bajos por mucho tiempo podría contribuir a despertarla.
Bernanke  (Foto: Archivo)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

La economía atraviesa una etapa terrible, por ello se entiende que la Reserva Federal estadounidense (Fed) redujera las tasas de interés a casi cero.

Pero comienza a preocuparme que la Fed quiera dejar las tasas a ese nivel por demasiado tiempo, y que ello provoque una inflación.

Aunque Ben Bernanke, presidente de la Fed, no parece estar de acuerdo conmigo, pues recién declaró que la inflación no era un problema importante. "En estos momentos, con la débil actividad económica  global y los bajos precios de los commodities, vemos muy poco riesgo de inflación a corto plazo; de hecho, esperamos que continúe moderándose", dijo.

Cierto que vivimos una crisis sin precedentes, y la Fed debe ser aplaudida por usar todas las herramientas disponibles -e incluso crear nuevas- para contener la crisis. Nosotros también podríamos vernos tentados a dar por muerta a la inflación, ya que muchas economías están sufriendo una recesión severa. Tan es así que algunos expertos comienzan a preocuparse más por la deflación, una caída persistente en los precios que podría desembocar en una menor producción industrial, mayor desempleo y reducción de salarios.

Pero la inflación sigue viva, sólo que está en estado de hibernación.

Y la bestia podría despertarse gracias a la combinación de varios factores: el paquete de estímulo económico propuesto por Obama, el rescate bancario orquestado por el Departamento del Tesoro y los recortes a las tasas y otros programas de crédito implementados por la Fed.

El gobierno tiene que hacer frente a todos estos gastos, y  es muy probable que los fondos que ayudarán a pagar provengan (especialmente ahora que los recortes fiscales serán parte del estímulo económico) del nuevo dinero impreso por la Fed. Y sabemos que suministrar dólares al sistema sólo ayuda a aumentar las presiones inflacionarias.

"En resumen, la única manera de salir de esta recesión es gastar un montón de dinero en estímulos e inyectar un montón de dinero al sistema económico. Eso significa que habrá inflación por un largo tiempo" explica David Beahm, vicepresidente de investigación económica en Blanchard & Company Inc, firma especializada en activos tangibles

Por su parte, Bernanke dijo que el rápido aumento del precio del petróleo y de otras materias primas, registrado a principios del 2008, se debió a una fuerte demanda de los mercados emergentes; y que la precipitada caída posterior respondió principalmente a una menor demanda global bajo la estela del colapso crediticio.

¿Pero realmente funciona así? Beahm no lo cree: "Con todo ese dinero inyectado al sistema para apuntalar la economía las empresas gastarán más y estimularán la demanda. Allí es cuando volverán los altos precios de los commodities."

Si sucede así y los precios de las materias primas suben en un futuro próximo, aumentaría el temor a la inflación, pues podría acarrear una nueva subida en alimentos e hidrocarburos.

Con esto no estoy diciendo que la Fed deba elevar las tasas de interés ya, sino que debe mantenerse muy atenta a la evolución de los precios de commodities. Debe ser particularmente cuidadosa de no permitir que el dólar caiga frente al euro y otras monedas, como sucedió el año pasado.

Esa devaluación del dólar fue ocasionada, en parte, por los recortes a la tasa hechos por la Fed. Y aunque otros bancos centrales se han unido a los recortes, podría ocurrir que, con tasas de interés a cero, los inversionistas extranjeros terminen huyendo del dólar y enciendan los temores a la inflación.

"Lo que la Fed arriesga es una huida potencial del dólar, las tasas a cero hacen que los activos  denominados en dólares pierdan atractivo para los inversionistas extranjeros" explica Kathy Lien, especialista en divisas de la firma de inversión GFT.

Beahm y Lien coinciden en que la Fed actuó bien al rebajar las tasas, pero la cuestión es no dejarlas así por un tiempo indefinido.

"La Fed no puede ocuparse ahora de la inflación, primero tiene que concentrarse en el crecimiento y luego en la inflación. Pero a medida que la economía se estabilice, la inflación será un riesgo cada vez mayor y podría tomar un ritmo relativamente galopante, que podría necesitar medidas agresivas de la Fed" advierte Lien.

Ahora ve
No te pierdas