La recesión británica se acelera

Las cifras sugieren que la economía del país ha entrado en su caída más fuerte desde 1980; las ventas minoristas se hundieron y el mercado de casas casi se paralizó en diciembre pasado.
LONDRES (CNN) -

La economía de Gran Bretaña sufrió un profundo declive al final del año pasado, cuando los consumidores ajustaron el gasto, las empresas eliminaron empleos y el mercado de las casas se paralizó casi por completo, mostraron el martes tres sondeos.

Las cifras sugieren que la economía ha entrado en su recesión más aguda al menos desde la década de 1980, y aumentarán la urgencia de que se debatan nuevas medidas de política para aliviar el dolor del racionamiento del crédito.

Un sondeo del Consorcio Británico Minorista (BRC, por sus siglas en inglés) mostró que las ventas minoristas descendieron el mes pasado al ritmo más veloz para un mes de diciembre desde que empezaron los registros hace 14 años.

"El desempeño de diciembre históricamente ha establecido el escenario para el año siguiente, por lo que el panorama ciertamente es flojo", dijo Helen Dickinson, una analista de KPMG.

Tesco, la mayor cadena minorista de Gran Bretaña, reportó el menor incremento desde inicios de la década de 1990 en las ventas navideñas de las tiendas británicas abiertas hace al menos un año.

"Contra el contexto general de, sospecho, desempleo en aumento y desaceleración económica, será un año duro", dijo a Reuters el director financiero de Tesco, Andrew Higginson.

No obstante, Tesco prevé crear alrededor de 10,000 puestos de trabajo en Gran Bretaña este año, agregó el ejecutivo en entrevista telefónica.

Al mismo tiempo, un sondeo del Royal Institute of Chartered Surveyors reflejó que el ritmo de declive de los precios de las casas británicas se moderó ligeramente en diciembre, pero las ventas bajaron al mínimo récord y la proporción de casas sin vender subió al máximo desde 1992.

El primer ministro británico, Gordon Brown, reveló el lunes un plan de 500 millones de libras esterlinas (algo más de 700 millones de dólares) para impedir que la recesión produzca un ejército de desempleados de largo plazo.

Para esta semana se prevén nueva medidas, apuntando al crédito bancario.

Una encuesta publicada por el diario Times mostró que el primer ministro ha perdido algo del impulso en la popularidad que registró por su manejo de la crisis económica el año pasado.

El sondeo Populus estableció una baja de dos puntos en la aprobación del gobernante Partido Laborista de Brown, al 33%, respecto del mes pasado. Para los conservadores estimó una imagen del 43%, un aumento de cuatro puntos. Las próximas elecciones serían en mayo del 2010.

Ahora ve
No te pierdas