Las remesas van por segundo año de baja

Banamex estima una reducción de 2.5%, lo que significaría 587 mdd menos que en 2008; los trabajadores mexicanos en la industria de la construcción de EU son los más afectados.
Pobreza
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las remesas que los mexicanos envían a sus familias mantendrán la tendencia negativa para caer 2.5% en este año,  después de que por primera vez, desde su registro en 1995, disminuyeron en 2008, estima Banamex. Las remesas que habrían bajado a 23,500 millones de dólares  (mdd) el año pasado, desde los 23,979 mdd en 2007, se ven afectadas por la recesión en Estados Unidos y su impacto en el empleo, principalmente la construcción; el endurecimiento de las políticas antiinmigrantes y un efecto en la medición de las remesas.

Solamente de enero a noviembre, el flujo de remesas disminuyó 2.63% y se espera que al cierre del año pasado la reducción sea de 2%, debido a que diciembre es uno de los dos meses en que mayor monto de remesas recibe México.

El origen de la crisis estadounidense provoca el mayor efecto negativo en los trabajadores mexicanos, los de la construcción, el primer sector en contraerse.

El año pasado los trabajadores mexicanos en la construcción disminuyeron 10.5% en términos anuales según la Oficina de Estadísticas Laborales estadounidense.

Se estima que en el sector de la construcción norteamericano trabajan 1.9 millones de mexicanos, el 14% del total de los trabajadores de origen mexicano.

La caída en el empleo fue ligeramente compensada con un aumento de 3% en el empleo del sector servicios para los connacionales.

"Mientras que los trabajadores mexicanos se reubique en sectores alternativos a la construcción, el efecto neto es negativo en términos de ingresos, debido a que la reubicación laboral en otros sectores podría ser menos favorable", dijo Guillermina Rodríguez, analista de Banamex Accival, Casa de Bolsa.

Adicionalmente esta analista ve un menor flujo de migrantes en los últimos tres años, en comparación al periodo 2000-2004 cuando se estima que cruzaban de forma ilegal a Estados Unidos unas 800,000 personas, contra el medio millón que actualmente se anima a buscar trabajo en el país vecino.

Alrededor de 17% de la población mexicana recibe remesas de sus familiares en Estados Unidos y el 57% las emplea en gastos de primera necesidad, según una encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo, por lo que los expertos prevén un efecto negativo en el consumo interno.

 

Ahora ve
No te pierdas