La economía de Japón se hunde

El gobierno japonés advirtió que la economía está empeorando rápidamente en medio de la recesión; las exportaciones y la producción industrial se contraen velozmente, afectando al empleo.
TOKIO (CNN) -

El gobierno japonés advirtió el martes que la economía "empeora rápidamente" a medida que la profundización de la recesión golpea al empleo y a los ingresos, hundiendo a la confianza del consumidor en mínimos históricos.

Esta desfavorable evaluación del Gobierno, la cuarta rebaja en su panorama en igual cantidad de meses, se conoce en momentos en que las exportaciones y la producción industrial, motores clave de la segunda mayor economía del mundo, se contraen más rápido que nunca antes.

Esta situación obliga a que importantes manufactureros como la automotriz Toyota Motor reduzcan la producción y eliminen empleos.

El ministro de Economía Kaoru Yosano dijo que la recesión global afecta a la confianza de los consumidores japoneses.

"Ellos se están ajustando el cinturón (...) Cada indicador económico que ha salido recientemente ha apuntado a una dirección mala", dijo Yosano a los periodistas luego de que unos datos sobre diciembre mostraran el mínimo récord en la percepción del consumidor.

El consumo flojo y las fuertes caídas de las exportaciones y la producción llevaron al gobierno a rebajar su evaluación de la economía a "rápido empeoramiento", agregando la expresión "rápido" al panorama ya negativo de los meses anteriores.

El gobierno dijo también que la economía podría deteriorarse aún más si se profundiza la crisis financiera y si persiste la volatilidad en los mercados de acciones y monedas.

Por ahora no hay señales de que vaya a ceder el pesimismo económico. El jueves se conocerán los datos de las exportaciones de diciembre y se prevé una baja a un ritmo máximo de más de 30% respecto del mismo mes del 2008, que implicarían un tercer déficit comercial mensual seguido.

Los economistas advertían que los próximos tiempos serán difíciles pues el deterioro de la economía perjudica al gasto de los consumidores.

"El consumo ya había estado lento debido a las alzas de precios. Ahora que crecen las preocupaciones sobre la seguridad laboral y un posible declive de los ingresos, los consumidores podrían ajustarse el cinturón aún más", dijo Azusa Kato, economista de BNP Paribas.

Los datos del jueves, el mismo día que el Banco de Japón completa su última revisión de la política monetaria, probablemente refuercen la opinión de que el país está en medio de la recesión más larga de la que tenga registro.

En los datos del martes, el sondeo de la confianza del consumidor de la Oficina del Gabinete mostró que el índice general de la percepción de las familias, que incluye su opinión sobre los ingresos y el empleo, bajó a 26.7 en diciembre, mínimo desde que empezó la encuesta en 1982.

En septiembre, este indicador había sido de 31.2. Las cifras desestacionalizadas se publican sólo trimestralmente.

Ahora ve
No te pierdas