Aduanas resienten la crisis

La Administración General de Aduanas advierte de una caída en la recaudación tributaria; señaló que no ha sido negativa todavía, gracias al crecimiento de los últimos meses del 2008.
Enrique Duarte
VERACRUZ (CNNExpansión) -

El tipo de cambio del peso mexicano frente al dólar afectará la recaudación de impuestos para este año vía aduanas, aunque ya se preveía una baja en la recaudación tributaria del comercio exterior por la disminución en los impuestos en este rubro, dijo la Administración General de Aduanas (AGA).

"La recaudación no ha sido negativa todavía, tuvimos un crecimiento los últimos meses del año pasado en términos de pesos, la recaudación aún en pesos siguió creciendo en términos reales (de un 6% aproximadamente), en términos de dólares ya venía disminuyendo (por la devaluación que ha sufrido la moneda en el país)".

"Para este año si las condiciones siguen como están, pues seguramente sí se verán disminuidas, ¿cuánto?, pues eso es algo imposible y no nos corresponde a nosotros", precisó en conferencia el titular de AGA, Juan José Bravo Moisés.

Para este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) espera recaudar unos 27,612.2 millones de pesos por impuestos al comercio exterior (importación), según la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2009.

En los últimos meses el peso mexicano ha tocado niveles de 14 pesos por divisa estadounidense; este miércoles perdió un 0.57% frente al billete verde para cerrar en los 13.9570/13.9650 pesos por dólar, en su valor referencial a 48 horas.

Bravo Moisés destacó que el volumen manejado en las aduanas mexicanas está disminuyendo "y si no se incrementa el valor seguramente la recaudación tendrá un impacto".

Tan sólo en la aduana marítima del puerto de Veracruz el tonelaje operado el año pasado fue de 17,223,314 frente a los 18,083,662 del 2007, según datos de la dependencia.

La crisis financiera internacional ha sumido a EU, principal socio comercial de México, en una recesión y podría sumir al país en una desaceleración económica profunda.

Las autoridades mexicanas han declarado que esperan un crecimiento cero para este año y que en el 2008 el país podría haber crecido un 1.8%.

 

Ahora ve
No te pierdas