Los inicios de construcción caen en EU

El indicador de diciembre se hundió 15.5% a tasa anual, su peor nivel histórico; analistas esperan que los inicios de construcción toquen fondo hasta el verano.

Los inicios y permisos para nuevas construcciones de viviendas en Estados Unidos se desplomaron a mínimos récord en diciembre, mostraron el jueves datos del gobierno, intensificando los problemas que han sumido a la economía en una recesión.

Los inicios de construcción de casas cayeron un 15.5% a una tasa anualizada de 550,000 unidades, el mínimo récord, desde una revisión al alza de 651,000 en noviembre. Fue la mayor caída porcentual desde enero del 2007, cuando los inicios de construcción bajaron un 16.2%.

Los analistas consultados esperaban que los inicios de construcción de viviendas marcaran una tasa anual de 610,000 unidades en diciembre.

Los nuevos permisos para construir, que permiten cierta orientación sobre el futuro de la construcción de viviendas, cayeron 10.7%, a 549,000 a tasa anual, también un mínimo histórico. El dato estuvo lejos de las estimaciones de analistas de 610,000 unidades.

Comparado al mismo mes del 2007, los inicios de construcción de casas se desplomaron un 45.0% en diciembre y los permisos cayeron un 50.6%. Ambas cifras representan las mayores caídas en la comparación anual desde enero de 1991.

"Las cifras sugieren que no hemos visto el fondo en los inicios de construcción de casas y los constructores continuarán paralizando la actividad en espera de que el mercado regrese al equilibrio", dijo Michelle Meyer, economista de Barclays Capital en Nueva York.

"Deberíamos ver un fondo en los inicios de construcción de casas en algún momento del verano", agregó.

El colapso del mercado de la vivienda en Estados Unidos resquebrajó el sistema financiero global y llevó a la economía estadounidense a una recesión, que muchos analistas temen que pueda ser la más larga y profunda desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Tras el dato de la vivienda y otro sobre el empleo, los bonos del Tesoro estadounidense ampliaron brevemente sus ganancias, aunque luego cedieron el avance pero seguían cotizando en alza.

El dólar, por su parte, extendió las pérdidas contra el yen después que el Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes iniciales del seguro de desempleo subieron más de lo previsto la semana pasada.

 

Ahora ve
No te pierdas